A cuatro años de prisión fue sentenciado por un juez federal, un hombre que fue procesado por el delito contra la salud, en la modalidad de posesión de tabletas psicotrópicas (clonazepam).

Tras concluir el proceso penal, el titular del Juzgado Segundo de Distrito con sede en Aguascalientes, dictó sentencia de 4 años de prisión y al pago de una multa de 3 mil 652 pesos.

La Delegación Estatal “Aguascalientes” de la PGR, informó que el ahora sentenciado había sido detenido por policías preventivos, tras ser sorprendido en posesión de 30 pastillas psicotrópicas.

Una vez que el agente del Ministerio Público de la Federación, presentó ante el juez Segundo de Distrito los elementos que prueban la plena responsabilidad del ahora sentenciado, se dictó sentencia condenatoria.

De acuerdo a la averiguación previa penal, el ahora sentenciado fue arrestado por policías preventivos municipales de Aguascalientes, cuando se encontraba agrediendo a los transeúntes y provocando disturbios, en calles del fraccionamiento Lindavista.

Al ser sometido a una revisión de rutina, los uniformados le  encontraron varias tabletas de Clonazepam que llevaba ocultas entre su vestimenta.

OTRA SENTENCIA FEDERAL

A diez meses de prisión fue la sentencia que un juez federal dictó a un transportista, que fue detenido por policías preventivos de Jesús María en posesión de dos “pericos” y dosis de metanfetamina.

La Delegación Estatal “Aguascalientes” de la PGR informó que tras llegar a su conclusión el proceso penal, el titular del Juzgado Primero de Distrito con sede en Aguascalientes, dictó sentencia condenatoria contra un transportista que había sido detenido con droga y psicotrópicos.

La sentencia es de 10 meses de prisión y un día de multa, por ser encontrado penalmente responsable del delito contra la salud en la modalidad de posesión de metanfetamina.

El ahora sentenciado fue detenido por policías preventivos de Jesús María, cuando conducía por calles del poblado de Margaritas, Jesús María, un vehículo con vidrios polarizados.

Al ser sometido a una revisión de rutina, los oficiales le encontraron en su poder dos “pericos” y 12.9 gramos de metanfetamina, por lo que fue detenido y trasladado al edificio de la Delegación Estatal “Aguascalientes” de la PGR, donde quedó a disposición del agente del Ministerio Público de la Federación.

Cabe destacar, que el sentenciado quedó excluido del delito de posesión de psicotrópicos, al comprobarse que es farmacodependiente y que la cantidad de dos pastillas psicotrópicas no excedían a su consumo personal.

Por tal motivo, se le dictó sentencia bajo una sola modalidad, la cual es por posesión de metanfetamina.

Durante el interrogatorio al que fue sometido por agentes de la Policía Federal Ministerial, el detenido declaró que consumía pastillas para no dormirse durante su jornada laboral como transportista.