Alberto Bortoni Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- El 2016 fue un año de muchas novedades en la industria automotriz. Desde importantes lanzamientos como el sedán A3 de Audi, hasta la nueva minivan Pacífica de Chrysler; pasando por los autos eléctricos que estuvieron bajo los reflectores debido a la contingencia ambiental y el anuncio de empresas para establecer su producción en el País.
En vehículos de lujo hubo nuevas adiciones, incluyendo un renovado Clase E y la presentación de un nuevo Serie 5 de BMW. Pero quizá en este segmento lo más interesante ha sido el nuevo Volvo S90, que junto con la XC90 lideran el resurgir de la marca, ahora de manos de Greenly.
Honda y su división de lujo, Acura, tuvieron novedades agradables. Honda mostró una versión mucho más emocional de su Civic coupé, mientras que el NSX de Acura promete ser el auto más relevante de la marca en los últimos 10 años.
Pero no todo fueron nuevos modelos, también hubo algunos cambios que echaremos de menos. Por ejemplo, la salida de Volkswagen del campeonato de rally y la salida de Audi de las competencias de resistencia WEC debido a una política de ahorro en costos y como consecuencia de sus problemas con los modelos de diesel.
Y así como llegan también se van. Finalmente Nissan anunció que el Tsuru dejará de fabricarse. El auto había sido muy golpeado con las pruebas de impacto que había realizado LatinNCAP y el anuncio fue hecho antes de que se realizara una prueba de impacto entre un Versa estadounidense y un Tsuru mexicano; ambos vehículos nuevos. El resultado, fue un muy lamentable desempeño del ya cansado Tsuru.
En temas de industria, además de nuevas inversiones como la de Ford en San Luis Potosí, la que ha sorprendido es Kia. No sólo sus ventas de más de 50 mil unidades en México son una cifra importante y por encima de su objetivo original, sino que la planta en Pesquería ha fabricado desde mayo más de 100 mil unidades, incluido el modelo Forte, un compacto con carrocerías hatchback y sedán.
Otro logro importante para la industria fue el nombramiento de Mayra González como directora de Nissan Mexicana; la primer mujer mexicana en el liderazgo de una armadora.
En cuestión de entretenimiento, este fue el año en que vimos resurgir al trío de presentadores británicos Clarkson, Hammond y May, con un nuevo show llamando “The Grand Tour”. Mientras tanto, el programa del que salieron, “Top Gear”, sufre de una crisis de identidad después del fracaso de Chris Evans como anfitrión.
A pesar de todo, parece que el 2016 es sólo un año de preparación; el 2017, con el dólar por arriba de los 20 pesos, un presidente estadounidense que se opone a la globalización de la industria automotriz y las armadoras más importantes apostando por la conducción autónoma, promete ser por demás interesante, aunque seguramente también retador.