Lo mataron y le prendieron fuego

Tiraron el cuerpo sobre la carretera

Heriberto Alcalá Guerrero

Ayer, en la mañana, en la carretera Jaltomate-San José de la Ordeña, encontraron el cuerpo sin vida de un individuo. Lo mataron de fuerte golpe en la cabeza. Después, envolvieron el cuerpo con plástico, lo tiraron en zona despoblada y le prendieron fuego.
Las llamas se apagaron y no consumieron totalmente al hoy occiso. La Policía Ministerial del Estado ya lo identificó y ahora las investigaciones están centradas en descubrir al o los presuntos responsables, así como establecer el móvil del homicidio doloso.
Según informe de la dependencia, el agraviado se llamó en vida Benjamín Ortiz López y tenía 51 años de edad.
Alrededor de las siete de la mañana, el conductor de un vehículo pasó por la carretera mencionada y al ver el cuerpo, a un costado de la cinta asfáltica, dio parte a las autoridades.
Minutos después arribaron agentes ministeriales, personal de Servicios Periciales y el AMP en turno. El cuerpo fue levantado y lo trasladaron al Servicio Médico Forense.
La necropsia reveló que la causa de muerte fue un traumatismo de cráneo severo. Luego le rociaron un acelerante y le prendieron fuego. Esto le provocó quemaduras de segundo y tercer grado en el 30% de su superficie corporal.
Los peritos adscritos a la Dirección de Investigación Criminal, informaron que al arribar al lugar de los hechos, observaron el cuerpo del hoy occiso maniatado; tenía el rostro cubierto con una venda. También lo ataron de los pies y lo envolvieron en una manta plástica de color azul, la cual también presentaba rastros de haber sido incinerada.
Mediante las primeras investigaciones se estableció la identidad Benjamín, quien contaba con antecedentes penales. El más reciente, fechado el 15 de diciembre del año 2015 por delitos contra la salud. De hecho, se encontraba en libertad bajo caución.
La Fiscalía General del Estado continúa con las investigaciones porque resta aclarar quién lo asesinó y por qué motivo.