José de Jesús López de Lara

Una espantosa muerte sufrió un desconocido, después de que fuera atropellado la noche del viernes en las vías de FF.CC., en la avenida Gómez Morín, a la altura de las instalaciones del Complejo “Tres Centurias”.
La víctima mortal de este accidente no había sido identificada y su cadáver fue trasladado al SEMEFO, donde quedó depositado en calidad de desconocido.
El trágico accidente se registró aproximadamente a las 20:00 horas, en las vías del FF.CC. que corren paralelas a la avenida Gómez Morín, a la altura de las instalaciones del Complejo “Tres Centurias”.
Un reporte a los servicios de emergencia, indicaba que en el lugar antes señalado se encontraba el cadáver de un hombre, luego de haber sido atropellado por un tren carguero que pasaba por el lugar.
De inmediato se trasladaron hasta el lugar del accidente varias patrullas de la Policía Estatal, Policía Preventiva y de la Policía Vial, así como una ambulancia de Bomberos Municipales.
A un costado de las vías del FF.CC., encontraron tirado el cadáver del desconocido, que aparentaba una edad de entre 40 y 45 años, de complexión media, de 1.70 de estatura, tez moreno claro, cabello negro. Como vestimenta llevaba una camisa tipo polo en color rosa, pantalón de mezclilla en color azul, cinturón negro y zapatos negros.
A fin de realizar las investigaciones correspondientes, acudieron a la escena del accidente los agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del MP de Hospitales.
Cabe destacar, que junto al lugar del atropello se encontraba detenido un tren carguero.
Sin embargo, de acuerdo a las investigaciones correspondientes, fue otro tren el que atropelló y le provocó la muerte al desconocido y debido a que el maquinista no se percató de lo ocurrido, continuó con su trayecto, alejándose del lugar.
Simultáneamente, policías estatales y policías preventivos llevaron a cabo un operativo en la colonia Macías Arellano, ya que se determinó que el tren carguero que se había detenido junto al lugar del accidente, había sufrido un intento de robo, pues delincuentes cerraron las válvulas de los frenos para obligarlo a detener la marcha.