Lo despojaron de su auto

La Ministerial lo recuperó mediante orden de cateo

Heriberto Alcalá Guerrero

Previa investigación y mediante orden de cateo, agentes ministeriales lograron recuperar un vehículo robado. Lo tenían en el interior de una vivienda. Las investigaciones aún siguen abiertas para deslindar responsabilidades. Destaca también el hecho de que la orden de cateo, es la primera que se realiza en base al Nuevo Sistema de Justicia Penal, Acusatorio, Adversarial y Oral.
La persona agraviada se presentó ante el Agente del Ministerio Público en turno el pasado ocho de junio; en efecto, el pasado miércoles, pero los trámites para obtener la orden de cateo se agilizaron precisamente por el Nuevo Sistema de Justicia.
En la denuncia se asentó que al denunciante lo despojaron de un Volkswagen tipo Golf, modelo 2009.
Ya derivado de la investigación, los agentes ministeriales localizaron dicha unidad; se encontraba en el interior de un domicilio particular ubicado en calles del Fraccionamiento Villa de Nuestra Señora de la Asunción. De manera inmediata se notificó al AMP, quien indicó que se dejara vigilancia permanente para evitar que el auto fuese llevado a otro lugar.
Mientras tanto, por primera vez el Ministerio Público solicitó vía correo electrónico al Juez de Control y Juicio Oral Penal, en el Primer Partido Judicial del Estado, el poder realizar un cateo al inmueble y asegurar la unidad de motor.
Aplicando las normas que rigen el Sistema de Justicia, bastaron sólo cinco horas para que el Juez resolviera en una sola audiencia emitir dicha orden de cateo.
Ya con el documento oficial en mano, personal de la Comisaría General de Policía Ministerial y de la Dirección de Investigación Pericial encabezados por el MP, se dirigieron al domicilio en cuestión donde se recuperó el vehículo.
Las indagatorias fueron desahogadas dentro de una Carpeta de Investigación, en donde ahora se tiene identificado al presunto participante del hecho que la ley señala como delito, así como el haber recuperado el objeto del robo, con lo que se garantiza la reparación del daño a la víctima.