José de Jesús López de Lara

Una espantosa muerte sufrió un hombre al volcarse el automóvil que conducía, ya que salió expulsado y al caer al suelo fue aplastado por la propia unidad automotriz.
La víctima mortal de este accidente fue un hombre identificado como Epifanio “N” “N”, de 62 años, con domicilio en el poblado Amarillas de Esparza, en el municipio de Asientos, Aguascalientes.
El fatal accidente automovilístico se registró el martes aproximadamente a las 09:00 de la mañana, a la altura del kilómetro 26+000 de la carretera estatal No. 68 en su tramo Norias de Ojocaliente-La Luz, casi entronque con el poblado Francisco Sarabia, en el municipio de El Llano, Aguascalientes.
Hasta el lugar del accidente llegaron policías preventivos de El Llano en la patrulla 0381, además de la ambulancia ECO-329 del ISSEA.
Asimismo, acudieron agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de la Dirección de Servicios Periciales y el agente del Ministerio Público de Hospitales.
Volcado fuera de la cinta asfáltica fue encontrado el automóvil Nissan Sentra, color blanco, con placas de circulación MLC-690 del estado de Texas, USA.
A un costado del coche se encontraba el cadáver del conductor, quien tenía la cabeza completamente destrozada, por lo que sufrió una muerte instantánea como horrible.
La persona fallecida vestía al momento del accidente una playera en color gris, un pantalón de mezclilla en color verde y tenis rojos.
De acuerdo con las investigaciones llevadas a cabo, se estableció que el coche Nissan Sentra se desplazaba a exceso de velocidad sobre la carretera estatal No. 68 en dirección de poniente a oriente, cuando al llegar a la altura del kilómetro 26+000 donde se ubica una curva, perdió el control del volante.
Lo anterior provocó que se saliera de la cinta asfáltica y terminara por dar varias volteretas hasta quedar volcado sobre su costado izquierdo.
Debido a que el conductor no llevaba puesto el cinturón de seguridad, al momento de volcarse salió expulsado del coche, el cual le aplastó la cabeza, sufriendo la expulsión total de masa encefálica y provocándole una horrible muerte.