Mediante un operativo llevado a cabo por agentes de la FGE y elementos de la Policía Federal adscritos a la Comisaría Regional en Aguascalientes, se realizó la captura de un hombre, en los momentos en que recibía la cantidad de medio millón de pesos en efectivo, producto de una extorsión.
Quien ya se encuentra a disposición de la Dirección General de Atención Especializada de la FGE, es un hombre identificado como Luis Gerardo, de 32 años.
Las investigaciones por parte de agentes del Grupo Anti-Secuestros de la PME iniciaron a raíz de la denuncia que presentó el representante legal de una empresa dedicada a la reparación de tanques de gas, así como a la fabricación de protecciones, la cual se ubica en el poblado de Garabato, perteneciente al municipio de Pabellón de Arteaga.
El denunciante señaló que por la mañana del miércoles, llegó a las instalaciones un hombre que se hizo pasar como representante de una Unidad de Protección Civil.
Dicho sujeto le informó que si no quería que se le clausurara la empresa, debido a que no tenían los permisos para la fabricación de tanques de gas, le debían entregar la cantidad de 500 mil pesos en efectivo.
De inmediato, el encargado de la empresa se comunicó con el representante legal y le informó lo que estaba sucediendo. El desconocido les advirtió que tenían hasta las 16:00 horas del miércoles, para la entrega del dinero.
Una vez que “negociaron”, se acordó que el dinero iba a ser entregado en el estacionamiento de una tienda departamental ubicada en el Blvd. a Zacatecas.
Los dueños de la empresa pidieron al representante legal que acudiera a las instalaciones de la Comisaría Regional de la Policía Federal, a fin de solicitar apoyo.
El caso fue canalizado a la Fiscalía General del Estado, donde se comisionó a agentes del Grupo Anti-Secuestros de la PME iniciar con las investigaciones correspondientes.
Fue así como se implementó un discreto operativo entre agentes de ambas corporaciones policiacas.
A las 16:00 horas, los policías ministeriales y policías federales encubiertos, observaron cuando llegaba el sospechoso a bordo de un automóvil. Y en cuanto recibió una bolsa de plástico en color negro, conteniendo en su interior los 500 mil pesos, varias patrullas de Policía Federal y de la FGE lo interceptaron en el momento en que pretendían salir del estacionamiento del centro comercial.
Luis Gerardo fue puesto a disposición del agente del Ministerio Público, quien integró la carpeta de investigación correspondiente por el delito de extorsión.
De acuerdo a las primeras investigaciones que hasta anoche se habían realizado, Luis Gerardo ya había extorsionado a la misma empresa, a mediados del año 2014.
En esa fecha, llegó a las oficinas de la empresa que en ese tiempo estaban ubicadas en el Parque Industrial Valle de Aguascalientes (PIVA), y mediante engaños logró obtener un botín de 600 mil pesos en efectivo producto de una extorsión, utilizando el mismo argumento de clausura, debido a que no podían estar realizando la fabricación de tanques de gas por no contar con los permisos correspondientes.