José de Jesús López de Lara

Agentes de la PME investigan un posible caso de maltrato infantil, que quedó al descubierto cuando un bebé de 8 meses de edad ingresó a la UMF No. 8 del IMSS con huellas de violencia.
El papá del pequeñito fue detenido por policías ministeriales y actualmente se encuentra bajo custodia de la FGE.
Los violentos hechos quedaron al descubierto cuando el pasado jueves a las 17:35 horas, un hombre llegó a la UMF No. 8 del IMSS, que se ubica en la avenida Alameda y esquina con avenida Colegio Militar, en la colonia Del Trabajo y llevaba cargado en brazos un bebé de apenas 8 meses.
Este sujeto se sentó en una de las sillas que hay en la sala de espera, a fin de que fuera atendido por el personal médico.
Uno de los guardias de seguridad se percató que dicho individuo se mostraba muy nervioso, y aunque en un principio no le tomó importancia, sí le pareció extraño que no fuera acompañado por la esposa y/o mamá del bebé.
En determinado momento, el sujeto colocó al bebé en una de las bancas y comenzó a caminar hacia la salida, situación que despertó la sospecha del guardia de seguridad, por lo que decidió interceptarlo antes de que abandonara el hospital.
Cuando este individuo se dio cuenta, trató de escapar corriendo, pero otros empleados de vigilancia lo alcanzaron y sometieron. Al dirigirse al lugar donde estaba el bebé y quitarle las cobijas con las que iba envuelto, descubrieron que estaba muy golpeado, además de que tenía problemas para respirar.
De inmediato solicitaron la presencia de los doctores, al tiempo que llamaban a los servicios de emergencia para reportar lo sucedido.
Minutos después llegaron a la UMF No. 8 del IMSS varios policías preventivos y agentes ministeriales del Grupo Especial Avante, a quienes les entregaron en custodia al sujeto detenido y quien dijo ser el papá del bebé.
Al ser interrogado por las lesiones que presentaba, dicho sujeto narró inicialmente que se le había caído accidentalmente. Sobre el paradero de la mamá del niño, dijo que se encontraba trabajando y que él se había quedado al cuidado del bebé.
Cuando personal médico examinó al niño, determinó que presentaba severos golpes en diferentes partes del cuerpo y lesiones internas, motivo por el cual a bordo de una ambulancia del Departamento de Bomberos Municipales fue trasladado de urgencia al HGZ No. 2 del IMSS, donde ingresó en estado delicado.
Por su parte, agentes del Grupo Avante de la PME trasladaron al papá del niño al edificio de la Vicefiscalía de Atención Especializada, donde quedó a disposición de la Agencia del Ministerio Público Especial de Delitos Sexuales e Intra-Familiares.
Más tarde, agentes del Grupo Homicidios de la PME y el agente del Ministerio Público de Hospitales ubicaron a la mamá del niño, quien tras tener conocimiento de los hechos, presentó una denuncia penal con lo que se inició una carpeta de investigación.