Lloran a su compañero

Reclaman castigar muerte de familia en Guerrero

Jesús Guerrero
Agencia Reforma

CHILPANCINGO, Guerrero 10-Ene .- Los gritos de justicia y llantos se escucharon en la sede del Sindicato de Trabajadores Académicos de la UAG (Stauag) y en la cancha de futbol del equipo Chivas Real Chilpancingo al despedir a la maestra Jeany Rosado Peña y al joven Isaac Daniel Cabrera Rosado.
En ambos lugares se les rindió un homenaje a la comisionada sindical y a su hijo de 14 años, asesinados el domingo pasado por un grupo delictivo.
La docente de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAG) fue secuestrada y asesinada, y su cuerpo dejado en el puente Papagayo, sobre la carretera federal Chilpancingo-Acapulco, mientras en su vivienda, fueron encontrados los cadáveres de su ex esposo, el médico del IMSS Nicéforo Cabrera, y el de su hijo Isaac Daniel Cabrera de 14 años de edad, portero de Chivas Real.
Ayer, en las instalaciones del Stauag, compañeros, familiares y agremiados recordaron a la maestra y exigieron aclarar su asesinato y detener a los responsables.
En un comunicado que leyó el agremiado David Molina Francisco el Sindicato recriminó al Gobierno de Héctor Astudillo la inseguridad en Chilpancingo y demandó garantías de seguridad.
“Porque la violencia e inseguridad nos está afectando a todos y de esto es culpa el Gobierno que no hace nada para brindarnos seguridad”, acusó.
Según la dirigencia sindical, diez personas vinculadas a la UAG fueron asesinadas durante el año pasado.
“Ya basta que nos estén agrediendo y no hagamos nada para exigir al Gobierno que pare esta violencia, porque es el Gobierno protege a los delincuentes”, dijo Molina.
Posteriormente, en las instalaciones del club deportivo, los compañeros de Isaac de la categoría sub 15 despidieron a su portero titular, de quien recordaron que gracias a él ganaron un torneo, pues en la tanda de penales paró uno para darle el triunfo a Chivas Real Chilpancingo.
“Estamos muy indignados por lo que pasó, y más porque fue a un niño al que mataron”, dijo Diego Díaz, directivo del equipo de futbol, filial del Club Guadalajara de la Primera División.
Díaz recordó que cuando Isaac fue aceptado en el equipo dijo que era defensa, pero el entrenador le propuso que jugara de portero.
“Él, en forma humilde, aceptó jugar en el puesto de portero pese a que era una posición muy difícil”, agregó.
Los jugadores de Chivas Real vistieron su uniforme de juego, le dieron la vuelta olímpica al campo al grito de “Portero, portero…” y colocaron su féretro en la portería que Isaac acostumbraba defender.
La maestra y su hijo fueron trasladados a Mérida, Yucatán donde serán sepultados; en tanto, el cuerpo del ex esposo de la maestra fue trasladado a su pueblo natal de Tlapehuala.