Después de seis años se le cumplirá a Martín Orozco llevar como adversaria a Lorena Martínez, al determinarse que ambos sean los precandidatos al gobierno del estado. En su momento, cuando en 2010 estaba por decidirse las postulaciones, Orozco Sandoval fue cuestionado de quien consideraba que iría por el PRI y sin pensarlo dos veces dijo que eso era un asunto de dicho partido, pero en lo personal le gustaría competir contra Martínez Rodríguez.

Como se sabe sólo él logró la candidatura y LMR lo hizo por la alcaldía, misma que ganó, mientras que MOS fue derrotado por el actual mandatario José Carlos Lozano de la Torre, sin embargo el senador con licencia no cejó en su empeño creando una agrupación civil (Causa Común) con la que se mantuvo vigente y que le permitió en 2012 ir por la senaduría para volver a estar en primera línea.

Lorena, antes de ser alcaldesa, fundó con varios amigos “Mamá Cuca”, organización que ha estado presente en los últimos años, además de fortalecer su capacidad administrativa en su paso por la Procuraduría Federal del Consumidor, cargo que en sólo un año que estuvo puso a esta dependencia en el primer plano nacional con acciones jurídicas y socialmente demostraron que es posible defender a la sociedad.

Cada quien en su espacio político ha construido una sólida carrera y en plena madurez intelectual llegarán a una posición que les permitirá disputar el mismo cargo, lo que augura una competencia cerrada que sin embargo podría ser un factor determinante para elevar el nivel de la política.

Martín Orozco ha tenido varios “destapes”, el primero fue en 2007 cuando cumplía el último año como presidente municipal. Aunque era prematuro hacerlo, aseguró que estaba preparado para gobernar al estado, lo que se le cumplió a medias puesto que tres años después se hizo de la candidatura, que fue en condiciones sumamente accidentadas debido a los problemas internos de su partido y a que por cuestiones legales el Instituto Estatal Electoral no le permitía el registro, teniendo que recurrir al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación en demanda de respeto a sus derechos políticos. Una vez que logró aparecer en las boletas tuvo unas cuantas semanas para llevar a cabo la campaña formal y finalmente fue derrotado por la coalición PRI-PVEM-Nueva Alianza.

La segunda vez fue en junio de 2014, durante una cena, en la que el panista emitió un mensaje pidiendo el compromiso de los actuales alcaldes de su partido para que hicieran un buen trabajo ya que esto permitiría demostrar que Acción Nacional “tiene buenos gobernantes”. Afirmó que de su parte “yo voy a seguir sirviendo a Aguascalientes y si es desde el más alto cargo, así lo haré, con el respaldo de todos ustedes y con las capacidades que me ha dado Dios y que me he ganado con mi trabajo”.

En lo que corresponde a Lorena Martínez evitó entrar en controversia con los que buscaban el apoyo del partido y aceptó ir por la alcaldía en 2010, en donde dejó su sello con la Línea Verde y múltiples programas sociales que están en la memoria de los ciudadanos. Esta vez disputó la precandidatura al senador Miguel Romo Medina, que con la bonhomía que le caracteriza aceptó que las condiciones favorecían a LMR dando un paso de costado, concretándose así la aspiración única.

Lo que sigue para ambos es vigilar, junto con los líderes partidistas, que las nominaciones a las once alcaldías y 27 diputaciones (18 de mayoría y 9 de representación proporcional) sean a los militantes que realmente las merezcan, teniendo en cuenta que en ellos gravitará gran parte del éxito de su propia campaña.

DEL MISMO HILO

Quien sea el candidato o candidata a la presidencia municipal de Aguascalientes por el PAN podría enfrentarse a su ex compañero de partido Felipe González Ramírez, que en entrevista para este Diario anunció su intención de registrarse como candidato independiente.

En diciembre de 2012 renunció a su militancia luego que conoció los resultados de la medición de los niveles de conocimiento social de los aspirantes a la alcaldía, que lo dejó fuera de competencia en un sondeo “muy cuestionable”, dijo.

Acusó al Partido Acción Nacional de haber realizado una encuesta de autoengaño, toda vez que fueron “juez y parte” al haber intervención directa de los demás competidores que acordaron la casa encuestadora y la metodología de la consulta. Dijo que firmó bajo protesta el acuerdo para llevar a cabo el sondeo y antes y después denunció irregularidades que a su juicio influyeron en el resultado, por lo que al estar el organismo “secuestrado por grupos de interés” prefirió alejarse y dedicarse en lo sucesivo a trabajar “como un ciudadano en los organismos empresariales, de representación social o en sus actividades altruistas para ayudar a quienes menos tienen” (El Heraldo 22/XII/2012).

Hoy regresa por la revancha, pero como “independiente”, lo que podría tener como oponente al también empresario José Ángel González alias “Paquín”, que aspira a ser el ungido por el panismo, por lo que sería algo así como el guión de la película “Kramer contra Kramer”.

Para González Ramírez existe una “decepción” social con los partidos tradicionales, por lo que es tiempo “de proponer una opción ciudadana de cara al próximo proceso electoral”, para lo cual tiene el apoyo “de una amplia red de empresarios que han visto en sus aspiraciones una oportunidad de llevar al gobierno a una persona ajena a partidos e intereses”, no obstante que su padre, el ex gobernador Felipe González, es una figura destacada en Acción Nacional.

Sólo queda esperar que cumpla la totalidad de los requisitos que se le exige a los apartidistas y conocer qué le ofrece a los aguascalentenses, porque de su oferta dependerá el rumbo que tenga su campaña, que por naturaleza estará lejos de ser un día de campo.

DESUNIÓN DE LA IZQUIERDA

Como se ha informado, Nora Ruvalcaba Gámez será la abanderada del Movimiento de Reconstrucción Nacional, con una misión nada envidiable al estar obligada a hacer una campaña de 18 a 20 horas diarias para atraer la atención de los electores.

Será el debut del partido en lizas locales, pero lo hará sin acompañamiento y con un presupuesto sumamente bajo en comparación con lo que reciben los demás. Nora tiene una buena imagen entre los ciudadanos, sin embargo ella sola no va a ir muy lejos, puesto que falta mucho trabajo en lo interno, algo que pudo observarse en la reciente visita de Andrés Manuel López Obrador, que apenas reunió un centenar en sus mítines cuando en otras giras eran miles los que se agolpaban para escuchar los mensajes.

En las elecciones de junio próximo van solos al considerar que los demás partidos de izquierda “traicionaron los ideales y principios” de esta corriente ideológica, por lo que al PRD no le queda de otra que seguir aguardando que el PAN se conduela de ellos y lo acepte de camarero.

A su vez el Partido del Trabajo no define si irán por su cuenta o en alianza y Movimiento Ciudadano sigue con la política del avestruz, lo que a final de cuentas no presagia algo positivo para las “izquierdas”, que no obstante que vienen del mismo tronco no les agrada que les recuerden la consanguinidad.

Aunque no lo reconozcan pero los cuatro de esa filiación son culpables que esté inamovible el bipartidismo, el que tanto escozor les causa pero que con sus actitudes apadrinan, que naturalmente es bien visto por priístas y panistas, en función que sólo tienen que cuidarse entre ellos.