Francisco Márquez 
Agencia Reforma

Polaris mantiene una estrategia de expansión en México, ahora con la llegada de vehículos eléctricos de su marca GEM, la cual se especializa en vehículos compactos eléctricos, que en su mayoría son destinados a zonas de bajas velocidades.
Polaris reintrodujo la marca durante el 2015 a nivel mundial, por lo que ahora ya están disponibles en México.
Después de que Polaris adquirió la marca, ha realizado cambios importantes para dotar de mejoras tecnológicas a los vehículos eléctricos, algunas de ellas fueron la incorporación de mejores sistemas de suspensión, techos y parabrisas de vidrio que cumplieran con las normas SAE, así como la incorporación de baterías de iones de litio.
En México están disponibles los modelos E2, que es para dos pasajeros, así como el E4, para cuatro pasajeros y el E6.
“Son diferentes configuraciones, entonces es un producto muy diverso, que se adapta a las condiciones”, destacó Fausto López, director de Polaris México.
La firma espera abarcar a las compañías de servicios donde deben mantener el cuidado al medio ambiente, en establecimientos como hoteles, campos de golf; además como vehículos de vigilancia en zonas residenciales.
Sin embargo, los vehículos GEM están homologados para circular en caminos de baja velocidad.
De acuerdo con Fausto López, los vehículos eléctricos se comercializan a través de los 21 distribuidores de Polaris en México.
Fundada en 1992, GEM fue iniciada por un grupo de ex ingenieros de General Motors; la firma inició producción de vehículos en 1998 y fue adquirida por Chrysler en 2000; sin embargo, por la bancarrota de Chrysler se decidió la venta de GEM a Polaris.
Desde su creación, más de 50 mil vehículos de GEM fueron vendidos a nivel mundial.