La Parroquia Nuestra Señora de la Soledad abrió sus puertas para recibir en su altar a Alejandra Guerrero García.
La joven arribó a la Casa de Dios, dispuesta a dar gracias por los favores recibidos, a lo largo de quince años de feliz existencia.
Inolvidables momentos compartió la quinceañera con sus seres queridos, destacando entre ellos la presencia de su mamá, Angélica García.
Familiares y amigos de la joven, también tomaron parte de la misa de acción de gracias, a través de las lecturas, ofrendas y peticiones que su mayoría, estuvieron dirigidas hacia la homenajeada.
Oraciones a Dios fueron elevadas por Alejandra, mediante las cuales pidió por la salud y el bienestar de sus seres queridos, así como por ella misma para que el Creador sea quien la acompañe en esta nueva etapa de su vida.
Al final, salió al atrio del templo para encontrarse con sus allegados, de quienes recibió felicitaciones y cálidas muestras de afecto.