Conmovedora ceremonia religiosa en acción de gracias celebrada en la Catedral Basílica de Nuestra Señora de la Asunción, protagonizó la hermosa quinceañera Frida Quiroz Soto.
La festejada arribó hacia el altar de la casa de Dios para postrarse ante él, con el propósito de recibirlo en su corazón como muestra de retribución por los dones con que ha sido agraciada.
J. Reyes Quiroz Hernández y Norma Alicia Soto Olmos, sus padres, participaron junto con su hija de la sagrada eucaristía, al igual que sus padrinos Cristián Rodríguez y Sandra Araceli Quiroz Rodríguez.
La quinceañera de gran belleza, recibió con gran afecto el la homilía que a ella dedicó el ministro de la iglesia, que completó con una felicitación para la bella señorita por escuchar el llamado de Cristo y acudir en su nombre para dar gracias por su décimo quinto aniversario de vida.
Luego de la santa misa, toda la familia de la jovencita la acompañó a festejar su arribo a la juventud, con una cena que prepararon en su honor en el salón “El Mayoral”, lugar al que sus seres queridos la acompañaron para compartir con ella inolvidables momentos.