A 10 días de concluir los operativos de regreso a clases en colegios particulares y con el arranque hoy del ciclo lectivo 2016-2017, la delegación de la Procuraduría Federal del Consumidor llamó a la población a estar atenta a cualquier abuso por parte de proveedores o de las escuelas privadas.
La encargada del despacho de la Profeco, Merit Almendra Ortega Rocha aseveró que las escuelas particulares deben exhibir sus precios de inscripciones y colegiaturas, y si alguien cobra comisión por el uso de terminal bancaria debe ser denunciado a esta delegación.
Tampoco, dijo, las instituciones educativas deben obligar a los padres de familia a comprar los uniformes, útiles escolares o libros en determinado establecimiento, lo cual se encuentra penado por la Ley Federal del Consumidor, si bien aclaró se pueden sugerir algunos espacios comerciales para allegarse de ellos.
En caso de detectar a las instituciones educativas incurriendo en alguna ilegalidad, dijo que se le aplicaría una medida precautoria de suspensión de comercialización, no podrían recibir dinero para inscripción ni mensualidad, lo cual mermaría seriamente a las escuelas por querer controlar a los padres de familia en dónde comprar sus útiles escolares y uniformes.
La jefa del Departamento de Verificación y Vigilancia de la Profeco en Aguascalientes, Dora Elisa Portugal Ibarra exhortó a los padres de familia acercarse a esta dependencia para resolver cualquier duda o bien si sienten que se les violan sus derechos como consumidor.
Hasta el momento, dijo que el operativo del regreso a clases ha salido con bandera blanca tanto la verificación de la ley federal de protección al consumidor a los proveedores que surtan de útiles escolares y uniformes, así como las normas oficiales aplicables en esta materia.
Desde el 27 de junio de 2016, fecha en que inició el operativo, se han verificado 25 proveedores relacionados con el regreso a clases y que se dedican a la librerías, papelerías, tiendas de uniformes escolares, tiendas de autoservicio y departamentales.
También se verifica a los estacionamientos cercanos a las compras relacionadas en útiles escolares, en especial a los de la zona centro, a donde acude mayoritariamente la población para surtirse de estos materiales y uniformes.
La funcionaria federal de la Profeco comentó que el operativo de colegios particulares empezó el 10 de agosto y se revisarán 10 instituciones, cuyo operativo termina el 31 de agosto de 2016, a través del cual se revisa el acuerdo para la prestación de servicios educativos porque la SEP estableció que la Profeco debe dar seguimiento; y también la ley federal al consumidor que verifica que sean montos totales a pagar, lo que significa que las cantidades que exhiben de inscripción y mensualidad sean el mismo tanto en las modalidades en efectivo o con el uso de la terminal de tarjeta bancaria.
No debe diferir en ningún momento el monto, debe ser exactamente el mismo, y en caso de que se les este cobrando alguna comisión por el uso de terminal bancaria, se les pide que denuncien ante la Profeco con los datos de la escuela y la dirección para realizar la verificación competente, concluyó.