La Condusef en Aguascalientes llamó a la población a denunciar cualquier abuso por parte de algunas instituciones financieras y bancarias que al otorgar alguna tarjeta de nómina, les imponen la aceptación de servicios adicionales como una tarjeta de crédito o un seguro, lo cual está prohibido desde las reformas financieras de hace dos años.
Ignacio Villanueva Chávez, subdelegado de la Condusef, ejemplificó que si una persona que acaba de entrar a un trabajo y acude a una institución financiera por su crédito de nómina, no le deben ofrecer una tarjeta de crédito ni la contratación de seguros de vida, vehiculares o de otra índole, y si lo obligan aquéllas, estarían violando la ley y pueden ser multadas económicamente.
Aseveró que nadie debe ser atado a la contratación de seguros por obtener una tarjeta de crédito o abrir una cuenta de ahorros, las instituciones financieras no deben presionar ni obligar a nadie, porque son servicios independientes y nadie tiene derecho a ligarlos.
El subdelegado de la Condusef señaló que estas malas prácticas han ido disminuyendo desde las reformas financieras, sin embargo hay algunos funcionarios que continúan imponiendo las -ventas atadas- en los servicios financieros.
Las multas que la Comisión para la Protección y Defensa de los Usuarios de los Servicios Financieros puede aplicar oscilan desde los 250 a los 2 mil salarios mínimos vigentes, apuntó, cuyos montos los determinan a nivel central de esta instancia.
Aunque la subdelegación de Aguascalientes se encuentra autorizada para aplicar sanciones derivados de sus procedimientos conciliatorios, ya sea por incumplimiento de los convenios celebrados en las audiencias por las partes en conflicto.
En lo que va del año se han aplicado alrededor de 15 sanciones a instituciones financieras por desacato o incumplimiento a los procedimientos de conciliación, precisó.
En este tenor, Ignacio Villanueva Chávez aclaró que hay ocasiones en que determinadas operaciones financieras si deben estar ligadas a determinados créditos como los hipotecarios, refaccionarios o de avíos con determinados seguros, esto a fin de dar garantía y seguridad a las dos partes involucradas en la transacción financiera.
En un crédito hipotecario se contrata un seguro para dar certeza del pago del mismo, ya que si sucede algo como el fallecimiento de la persona que contrató el crédito, pueda ser cubierta la garantía, donde la aseguradora le pagaría al banco el saldo del crédito hipotecario y también se protegen a los familiares del acreditado, explicó.
Respecto a las cancelaciones de pólizas de seguros, indicó que la Condusef en Aguascalientes ha atendido este año 283 casos que por diversas razones no fueron contratadas voluntariamente o bien que esas instituciones las continuaron cobrando abusivamente cuando ya se habían realizado los trámites de cancelación, concluyó.