La insistencia de llamadas falsas a los servicios de emergencia, entorpecen la atención oportuna de urgencias verdaderas; el jefe de Emergencias Médicas del ISSEA, Josué Nephtaly Vázquez, pide a los papás concienciar a sus hijos de lo que una llamada en broma significa; les recomendó hacerlo antes de que inicie el período de vacaciones escolares.
Señaló que aunque ha disminuido esta problemática, sigue dándose y aumentan los casos precisamente en el asueto escolar, cuando los niños tienen más tiempo de ocio.
Se atienden en promedio 80 servicios diarios por alguna lesión, accidente o descomposición súbita.
En la entidad el tiempo de respuesta ideal que cumple una ambulancia es entre 8 a 10 minutos para llegar a ofrecer atención a algún paciente desde que se activa la llamada al 066.
Mencionó que también hay que crear conciencia de que no todas las emergencias son reales y deben ser atendidas con una ambulancia, porque hay casos en los que pueden acudir directamente al médico familiar.
Se tienen registradas 14 ambulancias básicas de emergencias médicas del ISSEA, 2 de la Cruz Roja y 3 del 080; así como una ambulancia de soporte avanzado de vida que cuenta con personal y equipo altamente especializado para servicio de la población.
Insistió en la importancia de no bromear con llamadas falsas, porque ello implica no sólo movilizar las unidades y al personal, sino perder tiempo en atender situaciones que realmente ameriten atención de emergencia, de ahí que una falsa alarma puede poner en riesgo la vida de terceras personas.