Adán García 
Agencia Reforma

MORELIA, Michoacán 10-Ago .- El Secretario de Educación Aurelio Nuño emplazó a los maestros a cumplir su responsabilidad y presentarse a dar clases en el arranque del ciclo escolar el próximo 22 de agosto.
“En el salón de clases es donde deberán estar”, expresó durante la inauguración de la Escuela Primaria Jesús Romero Flores que fue construida en el campo militar número 43, en el Municipio de Coalcomán, Michoacán.
En su discurso, el funcionario señaló que los niños y jóvenes del País no pueden ser víctimas de las discusiones o diferencias entre las autoridades y el magisterio.
Acompañado del Secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, expuso que el País cuenta con 34 millones de alumnos, 2 millones de maestros y 260 mil planteles.
Con esos números, destacó que el sistema educativo mexicano es el quinto más grande del mundo pero que dicha posición no va acorde con la calidad que se tiene.
En su intervención, Cienfuegos respaldó el mensaje de Nuño y dijo que si México quiere avanzar en el contexto internacional requiere contar con una educación de calidad.
Al evento también asistió el Gobernador Silvano Aureoles, quien afirmó que la enseñanza de los niños y jóvenes debe estar por encima de cualquier otro interés por legítimo que sea.
La escuela inaugurada este miércoles se localiza en una de las localidades más apartadas de la entidad.
En Coalcomán, ubicado a 326 kilómetros de Morelia, se gestaron las autodefensas en el 2013, luego de las localidades de Tepalcatepec y Buenavista Tomatlán, para combatir al crimen organizado.
Tras el levantamiento, la estrategia de seguridad federal en esa región incluyó la apertura de un campo militar que fue inaugurado en febrero de 2015.
En la escuela primaria que fue abierta hoy en esa base castrense, podrán recibir clases los hijos de militares y población en general.