Ayer comenzó la Primera Jornada de Intensificación de Lucha contra el Zika, Dengue y Chikungunya 2016; se han colocado y dado lectura a 2 mil 236 ovitrampas semanalmente colocadas en zonas de riesgo, turísticas y panteones.
La directora del Área de Atención Primaria a la Salud, del ISSEA, Miriam Morales Álvarez, destacó el objetivo de evitar casos de estas enfermedades.
Detalló que el personal operativo del ISSEA ha realizado más de 50 talleres de capacitación para alumnos de escuelas primarias y secundarias del municipio del Calvillo, sobre medidas básicas de protección y prevención de la enfermedad.
Además se visitaron más de dos mil viviendas para informar y hacer partícipes a las familias de limpiar sus patios y azoteas y así evitar la proliferación del mosco trasmisor.
Igualmente, se han realizado labores de fumigación en todo el estado, se han colocado y dado lectura a 2 mil 236 ovitrampas semanalmente, colocadas en zonas de riesgo, turísticas y panteones.
Participa una brigada de 120 promotores y 180 técnicos en salud, que tiene como fin el cuidar la salud de la ciudadanía, evitando que se presenten en nuestro estado casos de Dengue, Chikungunya y Zika.
En la Primaria del Instituto Margil, se pidió a los alumnos llevar el mensaje a sus casas, de colaborar con las autoridades de salud, limpiando sus patios y azoteas de todo recipiente que almacene agua, y con ello poder tener un estado libre de este vector.
El jefe del Departamento de Vigilancia Epidemiológica del ISSEA, Juan Carlos Torres López, explicó que algunos de los síntomas de estas enfermedades son: fiebre mayor de 38º, dolor de cabeza, dolor detrás de los globos oculares, dolores musculares y articulares, náuseas, vómito o sarpullido, sin embargo, estos síntomas se pueden confundir con una gripe, por eso lo recomendable es ir con el médico para que se realicen pruebas de laboratorio y determinar la enfermedad.
Finalmente, el galeno invitó a la población a prevenir colocando mosquiteros en sus casas, utilizar repelente de mosquitos y usar ropa que cubra todo el cuerpo, además de eliminar todo recipiente que almacene agua y pueda convertirse en criadero de mosquitos.