Llama el obispo José María de la Torre Martín, a denunciar la venta de votos y a respetar la decisión de los electores.

Dijo que la Iglesia invita a todos los fieles a que, en el momento de emitir su voto, tengan en cuenta defender principios y valores irrenunciables, como son: el respeto a la dignidad de la persona humana, el respeto a la vida desde la concepción hasta su muerte natural, la perspectiva de la familia natural constituida por un hombre y una mujer libres, el bien común.

Asimismo, la paz, la verdad, la justicia real, la seguridad real, el cuidado de nuestra casa común, y una lucha decidida contra la “perspectiva de género” que supone una antropología falaz que considera lo femenino y lo masculino como dimensiones de origen cultural en el ser humano, quitando así relevancia al dato biológico contraponiendo naturaleza y cultura.

Hay que superar la tentación del desaliento que justifica la abstención. No se puede cambiar en pocos años ni en los primeros intentos un sistema y estilo de vida autoritario que se construyó por décadas.

“Les exhortamos a no ser indiferentes frente al manejo de las instituciones políticas, actuemos con la debida conciencia, digamos no al clientelismo. Vayamos a las urnas con verdadera conciencia ciudadana y no nos dejemos arrastrar por la masificación o por simples prebendas, no vendamos nuestra conciencia a la hora de votar, nadie se sienta obligado a votar por aquel que le ofrece dádivas; rechacemos y denunciemos las prácticas corruptas de compra de votos o cualquier otra acción fraudulenta”.

Mencionó que pasadas las elecciones, hay que respetar la decisión de la mayoría y acoger con beneplácito la decisión del pueblo expresada en las elecciones. Hay que liberarnos de la resignación para edificar juntos una nueva sociedad.

El Pastor, quien ayer fue a Calvillo a un evento de Rayito de Esperanza, agrupación de ayuda a los enfermos renales, insistió en la importancia de razonar el voto, y no dejarse ir por el que ofrezca más dádivas, porque el voto de cada persona no tiene precio, es libre y ejercido de esa manera, se fortalece la democracia.