David Loji
Agencia Reforma

MONTERREY, NL.- La presencia de autos híbridos y eléctricos en México se está incrementando debido a las regulaciones ambientales gubernamentales y los beneficios para sus propietarios en cuanto a aspectos como tenencia. Los motores eléctricos de estos vehículos ofrecen el beneficio de no tener emisiones contaminantes, además de ser muy silenciosos.
Sin embargo, hacen uso de baterías adicionales y diferentes a las que tienen los vehículos convencionales. Al igual que dispositivos como celulares y computadoras, las que usan los autos híbridos y los eléctricos son de litio-ion. Suelen tener una larga vida útil, pero eventualmente se deben reemplazar y como cualquier batería se debe tener un plan para las baterías viejas. No se pueden simplemente tirar a la basura pues tienen materiales tóxicos que pueden ser un riesgo ambiental.
Contactamos a fabricantes automotrices que ofrecen en México híbridos y eléctricos acerca de los planes que tienen para disponer de las mismas y para reciclarlas.
Toyota comenta que sus concesionarios tienen instrucciones de la manera en que pueden resguardar, empacar y enviar de acuerdo a normatividades las baterías a un centro de confinamiento.
General Motors cuenta con un proceso de disposición y reciclaje que puede ser ejecutado tanto en México como en Estados Unidos.
Nissan tiene una asociación con la empresa de gestión energética Eaton para las baterías que han sido reemplazadas en sus autos eléctricos LEAF. Se les dará una “segunda vida” almacenando energía para edificios. Usarán tecnología fotovoltaica de Eaton y sistema de alimentación ininterrumpible.
Otro punto que se trató fue el de la garantía de este tipo de baterías, que puede variar de acuerdo a la marca automotriz.
La garantía que ofrece Toyota para estas baterías es la misma del vehículo, de 3 años ó 60 mil kms.
General Motors tiene una garantía comercial por 8 años ó 160 mil kms, mientras que Nissan las garantiza por 5 años o 100 mil kms.
En cuanto al costo de reemplazo de este componente, Toyota proporciona un precio estimado de 36 mil pesos incluyendo mano de obra.
General Motors comenta que el costo de mano de obra y materia prima dependen de la complejidad de la reparación. Nissan informa que no hace referencia al costo de componentes de sus productos.
Por último, se le preguntó a los fabricantes qué puede esperar un cliente que compre un vehículo híbrido usado con una antigüedad de ocho o nueve años en cuanto a la durabilidad de sus baterías.
Toyota y General Motors comentan que la vida útil restante de este componente de un auto usado híbrido o eléctrico depende del uso y mantenimiento que le hayan dado sus propietarios anteriores.
General Motors agrega que su garantía comercial asegura un desempeño de este sistema al 100%. Nissan aclara que las baterías del LEAF tienen una vida útil de alrededor de 10 años pero a lo largo del tiempo pueden experimentar una pérdida gradual de su capacidad de aproximadamente 30%, dependiendo del estilo de manejo del conductor.