Listo el inventario de prendas para el frío

A un 80% se encuentra abastecido el mercado de prendas textiles para esta temporada de frío, informó el dirigente de la Cámara Nacional de la Industria Textil (Canaintex), Jesús Martínez Marmolejo.  

Indicó que prácticamente ya toda la producción de temporada está en las estanterías y que el volumen de producción de este año no sufrió incremento, prácticamente fue el mismo que el año pasado.

Dijo que este año no hubo incremento en la demanda de productos por parte de los comerciantes y que las poco más de 80 empresas del sector, que emplean unas 15 mil personas, no registró variación alguna en relación a la temporada de frío del año pasado.

Indicó que las empresas textileras iniciaron su producción de temporada desde hace un par de meses, y que antes de que finalice el presente mes, habrán surtido prácticamente la totalidad de los pedidos que se generaron con motivo del descenso de las temperaturas.

Explicó que el ciclo de esta temporada se divide en dos tiempos, el primero de ellos son los pedidos que se generan para tener productos en el mercado en los meses de noviembre y diciembre, y el segundo tiempo se da cuando los comerciantes solicitan mercancía para mantener el abasto de prendas gruesas para los meses de enero y febrero.

“La temporada de mayor trabajo se da justo al iniciar el frío, para finales de octubre y principios de noviembre, por lo que las empresas tienen que tener lista y entregada la mayor parte de su producción antes de que se instalen las bajas temperaturas”.

Por otro lado, informó que las expectativas que tiene el sector textil y de la confección para el próximo año “son muy buenas”, ya que se están afinando detalles para que los empresarios locales vuelvan a trabajar el tema de los uniformes escolares.

Dijo que en reuniones que se han realizado con las próximas autoridades, se ha proyectado la fabricación de los uniformes que serán distribuidos por parte del Gobierno del Estado a razón de más de medio millón de prendas, esto es, un total de 280 mil uniformes de dos piezas cada uno.

“Se comenzarían a fabricar al inicio del año, por lo que el arranque del 2017 será muy positivo porque se estarían distribuyendo entre las fábricas de textiles y de la confección, esta importante carga de trabajo que representa el dotar de uniformes a los escolares”.

Previó incluso que a partir del mes de enero, la demanda de mano de obra de este sector se vaya a incrementar dados los pedidos que se estén atendiendo para la segunda etapa de la temporada de invierno así como por la fabricación de los uniformes escolares.

“Se estarían contratando un 20% de empleos más al iniciar el año, a consecuencia de los pedidos que se generen con base a la temporada de primavera-verano, por los compromisos de entrega de uniformes que deberán estar listos a más tardar en los meses de abril y mayo, así como una previsible demanda natural del crecimiento del propio mercado”, consideró el presidente de la cámara textil.