Édgar Sánchez y Benito Jiménez
Agencia Reforma

CULIACÁN, Sinaloa 30-Sep .- Cinco militares muertos, 10 heridos y el rescate de un presunto narcotraficante fue el saldo que dejó una emboscada contra elementos del Ejército mexicano.
Alfonso Duarte Mújica, comandante de la Tercera Región Militar, adjudicó a los hijos de Joaquín Guzmán Loera el atentado en contra de los militares ocurrido en la capital sinaloense.
“No tenemos la certeza de estos grupos, pero es muy probable que sean los hijos de ‘El Chapo'”, señaló en conferencia de prensa.
Los hechos ocurrieron ayer a las 3:45 horas sobre la carretera internacional México 15 y Bulevar Malova, al norte de Culiacán.
El convoy de 17 soldados –distribuidos en dos vehículos– resguardaba una ambulancia en la que era trasladado un herido identificado como Julio Óscar Ortiz Vega, “El Kevin”.
El sujeto, quien fue liberado por los sicarios tras atacar a los militares, se trataba de un operador del Cártel del Pacífico que los soldados aprehendieron el jueves en Bacacoragua, Municipio de Badiraguato, luego de un enfrentamiento a balazos.
Esa zona, precisó el General Duarte Mújica, es disputada por Aureliano Guzmán Loera, alias “El Guano”, hermano de “El Chapo”, y Alfredo Beltrán, “El Mochomito”.
Mario López Valdez, Gobernador de Sinaloa, señaló que, para rescatar a “El Kevin”, los delincuentes utilizaron granadas para hacer estallar los dos vehículos en que viajaban los militares.
Luego de conocer los hechos, el Presidente Enrique Peña Nieto advirtió al crimen organizado que el ataque no quedará impune.
“Los responsables de estos hechos responderán ante la Ley”, tuiteó el Mandatario.