David Loji
Agencia Reforma

PALO ALTO, California.- El desarrollo del nuevo Chevrolet Malibu de novena generación estuvo a cargo de Jesse Ortega, ingeniero de origen mexicano. El Ingeniero en Jefe es el líder de géneros de vehículos específicos y a él le reportan todos los diseñadores e ingenieros involucrados en el proyecto.
Ortega es uno de los 30 latinos posicionados en nivel ejecutivo en General Motors. A continuación le presentamos una entrevista que concedió a Grupo Reforma:

Acerca del nuevo Malibu
¿Cuáles fueron los objetivos principales y metas en el diseño del nuevo Malibu?
En primer lugar, lograr las proporciones correctas para un mejor aspecto; por esta razón movimos las llantas delanteras hacia el frente y las traseras hacia la parte posterior. Aumentamos en 10 cm la distancia entre ejes y redujimos la longitud del auto en 4 cm y en 2.54 cm la altura.
En segundo lugar, lograr un interior espacioso; las puertas traseras abren en un amplio ángulo de 77 grados y el espacio para piernas en el asiento trasero se incrementa en 3.3 cm gracias al aumento de distancia entre ejes y el diseño delgado de los respaldos delanteros.
En tercer lugar, equiparlo con gran tecnología. Tiene un nuevo sistema híbrido de 2 modalidades es decir para uso en ciudad y carretera el cual es más compacto y con nueva tecnología de baterías.
También tenemos nueva tecnología de Seguridad Activa como Detección de Peatones que trabaja a una distancia de 59 metros y reduce la velocidad a 60 Km/h.
Tenemos en el nuevo Malibu asistencia para mantenerlo en el carril y radar con rango de 110 metros para el sistema de control de velocidad automático, asistente de estacionamiento automático avanzado para estacionar en paralelo y perpendicular, y sistema de monitoreo de puntos ciegos en espejos, el cual detecta vehículos acercándose a alta velocidad al punto ciego.
Tenemos nuevo sistema de información y entretenimiento con pantalla táctil de 7 pulgadas que estimamos se instale en el 98% de la unidades que tiene WiFi de AT&T y conectividad Car Play de Apple y Android.
En cuarto lugar, redujimos el peso del auto en 136 kg, de los cuales 45 corresponden tan solo a la carrocería; usamos acero de alta resistencia en algunas partes. La reducción de peso la logramos en gran parte usando el software para modelado usado en el Cadillac ATS. Tenemos una tapa del motor de aluminio y espigas de la suspensión, además los brazos son estampados y no vaciados para reducir peso.

Ser latino en GM
¿Ha sido una ventaja para usted ser mexicano en su posición en GM?
Sí es una ventaja ser mexicano cuando se trabaja en una compañía global como GM porque uno realmente (como mexicano) comprende el concepto de familia. Los equipos ganan, uno necesita que la gente trabaje junta y para mí, esto es familia.

¿Sigue comiendo comida mexicana?
Por supuesto, mi favorita son las carnitas; hay un buen lugar Flushing Michigan, además me gustan los tamales.

¿De qué parte de México proviene?
De Río Verde, San Luis Potosí. Nací el 25 de agosto de 1958. Fuimos 11 hijos y soy el quinto. Viví en San Luis Potosí hasta los 6 años cuando mis padres se divorciaron. Después emigramos a los Estados Unidos.

¿Qué y donde estudió?
Fui a la Universidad de Stockton y luego estudié en Berkeley Ingeniería Mecánica y Diseño de Producto.

¿Cuál es su trayectoria profesional en GM?
Comencé mi carrera en GM en 1981 en la división AC Spark Plug especializada en bujías.
En el 86 me fui a la división Saturn como Ingeniero en Jefe de la camioneta VUE y en el 2002 fui nombrado Director de Ingeniería de Chasis para autos para Norteamérica.
A partir del 2004 fui nombrado Director de Arquitectura de Vehículos y de Ingeniería de Estudios para autos de pasajeros
Del 2006 al 2008 detenté el cargo de Director de Desempeño de Vehículos, tanto autos como camionetas para Norteamérica
Del 2008 al mediados del 2009 fui Ingeniero en Jefe para camionetas grandes y de ahí pasé a ser Ingeniero en Jefe de Autos Medianos hasta el 2011, que me convertí en ingeniero en Jefe para Malibu.