Santiago Muñoz Romo, presidente de la CANIRAC, indicó que Aguascalientes es uno de los municipios con más giros reglamentados para la venta de alimentos y bebidas, con cerca de 40, cuando en otras ciudades del país, como Puebla, se tienen apenas una decena de giros; agregó que por lo anterior, la capital del estado es uno de los ayuntamientos con las licencias más caras.
Aseguró que la gran cantidad de giros genera incertidumbre entre los inversionistas que tienen la intención de abrir un negocio, pues además se deben considerar otras variantes además de la licencia reglamentaria, como la extensión de horario y tener música en vivo; añadió que una reducción en el número de giros además podría traer consigo una disminución en los costos.
Santiago Muñoz manifestó que por lo anterior, integrantes del organismo empresarial que encabeza han tenido acercamientos con legisladores locales, buscando que se introduzco una iniciativa para modificar el Código Municipal, misma que se espera pueda resolverse el presente año; precisó que la misma es necesaria, pues incluso otro municipios del estado ofrecen una mayor certeza en lo referente a licencias reglamentarias que la propia capital.
Sostuvo que la dispersión de giros ha traído en consecuencia una disparidad en los costos, pues hay licencias que va de los 2 mil pesos, a otras que se cobran por encima de los 40 mil pesos, lo cual se ha prestado a ciertos vicios, pues hay empresarios que por ahorrarse unos pesos abren su establecimiento con otro giro, con lo cual empiezan a recibir sanciones que devienen luego en otros problemas.
Por último, el presidente de la CANIRAC se mostró a favor de la instalación de bares en el centro de la ciudad, pues son establecimientos que generan fuentes de trabajo y le dan vida a una de las zonas más emblemáticas de la capital; si bien, reconoció que se tiene que regular por parte de Municipio, en particular en lo referente a la seguridad y evitar que se presenten sobrecupos.