Ahora fue en el municipio de Asientos, Aguascalientes, donde se registró el “levantón” de un habitante del poblado de San Rafael, y de quien hasta el momento se desconoce su paradero.
Las investigaciones que realizan agentes de la FGE, hacen presumir que los sicarios que perpetraron este “levantón”, son integrantes del grupo delictivo Los Zetas que opera en territorio de Zacatecas.
Los violentos hechos se registraron el pasado domingo por la tarde, cuando de acuerdo a versión de vecinos del poblado de San Rafael, en el municipio de Asientos, se percataron de la llegada de una camioneta con placas de Zacatecas, en la cual viajaban cuatro hombres que iban armados con pistolas y armas largas.
En determinado momento, dichos sujetos interceptaron a un hombre que caminaba por la calle y lo subieron a la camioneta con lujo de violencia.
Enseguida, los sospechosos se dirigieron hasta la casa de su víctima, a la que bajaron a golpes y se introdujeron a la misma.
Minutos después, observaron que los sospechosos salían del domicilio, de donde sacaron varios objetos y junto con el “levantado” se volvieron a subir a la camioneta, para después alejarse con rumbo desconocido.
Posteriormente, se implementó un operativo en el que participaron policías preventivos de Asientos y policías estatales, quienes no lograron dar con el paradero de los sicarios ni del hombre que fue “levantado”. Aparentemente, escaparon hacia el municipio de Loreto, Zacatecas.
Agentes del Grupo Exterior “Pabellón de Arteaga” de la PME iniciaron las investigaciones correspondientes.
Se presume que los autores de este “levantón”, son integrantes de una célula delictiva que pertenece a “Los Zetas” y que tiene su centro de operaciones en el municipio de Loreto, Zacatecas.
Sin embargo, se ha establecido que también ya están comenzando a operar en Aguascalientes, principalmente en los poblados de Ciénega Grande y Villa Juárez, en el municipio de Asientos.
Incluso, se presume que son los autores del triple “levantón” registrado la semana pasada en el municipio de Rincón de Romos, de donde se llevaron a tres hombres que posteriormente aparecieron ejecutados en La Blanca, Zacatecas.