Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 6-Jun.- Tras las elecciones del domingo, el Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP) de Coahuila pasó a la historia al haber dado por terminado el cómputo de casillas con su nivel más bajo del que se tiene registro en el País en los últimos 17 años.
El cierre se dio con el 72 por ciento contabilizado, cuando el priista Miguel Ángel Riquelme aventajaba con 1.5 puntos porcentuales de los votos al panista Guillermo Anaya.
El 72 por ciento de ese cómputo queda muy lejos del 95 por ciento que promedian los más recientes comicios estatales.
Los antecedentes de otras elecciones estatales donde dejaron de contarse porcentajes significativos de actas fueron en Tlaxcala y Chihuahua en 2016, con 17 y 14 por ciento, respectivamente.
El argumento del Instituto Electoral de Coahuila es que los paquetes tenían irregularidades.