Les desean gran dicha

La felicidad que Adriana Vázquez Luna y Enrique Martínez Romo compartieron en el noviazgo, los llevó a tomar la decisión de unirse en matrimonio, fundando así su propia familia.
Mediante emotiva ceremonia cristiana, Adriana y Enrique sellaron su unión al contraer matrimonio, ante la presencia de sus seres queridos, entre los que destacó la presencia de los papás de ella: Olga Lidia Luna Canales y Juan Carlos Vázquez Zamora, así como la mamá de él, Soledad Martínez Gutiérrez.
Reflexivas fueron las palabras del pastor, quien explicó a la pareja los mandatos del Señor hacia ellos, invitándolos a permanecer unidos con amor, así como a manifestar en todo momento su agradecimiento al Todopoderoso por los favores recibidos, sin cuestionar sus designios.
Posteriormente, los padrinos se acercaron a ellos para entregar las arras, los anillos y el lazo que simbolizaron la unión de los nuevos esposos.
Al final, el pastor bendijo a la pareja, augurándoles suerte, felicidad y éxito en su vida de casados.
Más tarde, los recién casados, compartieron inolvidables momentos con sus respectivos familiares y amigos, quienes los colmaron de bendiciones durante la emotiva recepción.

Compartir
Artículo anteriorNi tan equivocadas
Artículo siguienteSon esposos