Francisco Rivas
Agencia Reforma

PUEBLA, Puebla 15-Sep .- El Gobierno del Estado y la Federación reubicarán en pequeños cuartos a los damnificados por la tormenta tropical “Earl”, sin importar la extensión de la casa que perdieron.
El secretario de Desarrollo Social (Sedeso), Gerardo Islas, refirió que, de acuerdo con las reglas del Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden), las nuevas viviendas son de 42 metros cuadrados.
Explicó que en total la superficie de cada domicilio será de 90 metros cuadrados, la mitad para la habitación y la otra parte para espacios de servicio.
Este tipo de vivienda se construyó en la localidad de Huixtla, en Tlaola, en la reubicación de más de 300 habitantes, por la existencia de una falla geológica en la parte superior del cerro al pie del pueblo.
Las viviendas poseen al frente un jardín-cochera, luego el inmueble, con estancia para sala y cocina y una habitación, además de baño.
En la parte posterior tienen un lavadero y calentador.
“Serán de 90 metros cuadrados el terreno para vivienda y la construcción de 40 a 42 metros, es la casa denominada Fonden.
“Estamos buscando que no sea un zona apartada, que tenga conectados todos los servicios, que tenga escuelas cercanas, que tenga servicios de salud y de transporte público, e incluso, que las familias tengan cerca a donde están sus difuntos”, explicó Islas.
Refirió que la reubicación concluirá a más tardar en enero de 2017, antes del final del Sexenio de Rafael Moreno Valle.
Explicó que si bien ya poseen opciones de predios, siguen en espera de estudios especializados como de mecánica de suelo, lo que permitirá obtener dictámenes de zonas seguras.
Agregó que en total cuentan con 20 terrenos para elegir los mejor ubicados, a fin de que las nuevas casas queden cerca de los servicios básicos, escolares y de abasto.
Islas recordó que son 700 viviendas las que rebuscarán en los municipios de la Sierra Norte afectadas por “Earl”.
Insistió que el Estado emprenderá acciones inmediatas una vez quede liberado el dictamen del Fonden, debido a que les corresponde un conjunto de obras con recursos propios.
Mientras, la Federación llevará a cabo la reconstrucción en otros municipios que fueron dañados por la tormenta tropical.