Dentro de los operativos de vigilancia que realizan agentes del Grupo Exterior de la PME en el municipio de Calvillo, fueron sorprendidos dos robacoches que se dedicaban a desvalijar vehículos con reporte de robo.
Los sospechosos al detectar la llegada de las unidades policiacas lograron escapar con rumbo desconocido.
Al final, los agentes ministeriales procedieron al aseguramiento de dos unidades automotrices de la marca Nissan Tsuru, que ya habían sido completamente desmantelados.
Fue el pasado lunes cuando agentes del Grupo Exterior “Calvillo” de la FGE, realizaban un recorrido de vigilancia por las principales calles de la Zona Centro de Calvillo.
En determinado momento, detectaron a dos hombres que estaban desmantelando unos coches en plena vía pública, por lo que se aproximaron para verificar.
Sin embargo, los dos individuos se dieron cuenta de la llegada de las camionetas de la FGE,  y se dieron a la fuga corriendo sin que pudieran ser alcanzados.
En el lugar dejaron abandonados dos automóviles de la marca Nissan Tsuru, en color azul, mismos que ya estaban completamente desvalijados.
Al consultarse los números de serie, se estableció que fueron robados a finales de abril.
Por tal motivo, los agentes de la Fiscalía General del Estado han iniciado con las investigaciones, para identificar y dar con el paradero de esta banda de robacoches que está operando en el municipio de Calvillo.
Cabe destacar, que al mes de abril la Comisaría de Policía Ministerial del Estado ha recuperado 15 unidades automotrices y maquinaria para la construcción, que cuentan con reporte de robo.