TORREÓN, Coahuila.- El triunfo de Santos se quedó en los postes; el de Tigres en las manos de la abanderada Enedina Caudillo y del portero Agustín Marchesín.

Los felinos no pudieron cortar con la maldición de no ganarle al Santos desde 2011 al empatar a cero, luego de un gol mal anulado a Ismael Sosa, quien luego se perdió otro ante el meta lagunero.

Aunque el equipo dirigido esta vez por Miguel Mejía Barón también pudo perder, porque de los cuatro disparos que hicieron los Guerreros en el partido, tres se estrellaron en los postes.

En su primera llegada al arco de Nahuel Guzmán, los locales estuvieron muy cerca cuando un remate de volea de Freddy Hinestroza dio en el palo.

Pero fue Tigres el que merodeó más el área rival con Sosa como delantero, Damián Álvarez y Javier Aquino por las bandas y Lucas Zelarayán de enganche.

El más activo fue Damián con desbordes y centros peligrosos, aunque Marchesín sólo intervino en dos ocasiones, para desviar un centro de Sosa al 18′ y para atajar un disparo de media vuelta de Zelarayán al 43′.

Para la parte complementaria, Santos fue más ofensivo.

Los Guerreros pidieron dos penales, uno por un clavado de Jonathan Rodríguez y otro por un rebote que pegó en la mano de Juninho, que el árbitro Jorge Antonio Pérez no consideró deliberada.

Al 60′, el charrúa Rodríguez acarició el gol, pero su disparo pegó por un costado del poste.

Tigres respondió con un remate de primera de Israel Jiménez que obligó a Marchesín a volar para desviar.

Al 81′, Sosa hizo el que debió ser el tanto del triunfo al empujar el balón a un metro del arco, pero el gol fue mal anulado por un fuera de lugar inexistente, ya que el argentino fue habilitado por una barrida de Emiliano Armenteros.

Al 86′, Fernández habilitó a Sosa para que se fuera solo ante Marchesín, pero en lugar de disparar o servir a Luis Quiñones, quien iba solo, eligió amagar y el portero le arrebató al balón de los pies.

En esas dos jugadas se le fue la victoria a Tigres sobre Santos, aunque al 88′ se salvó de perder cuando un cabezazo de Jesús Molina se estrelló en el travesaño.