Con un racimo de cinco carreras en el inning de la suerte, los Leones de Yucatán volvieron a robarle el partido a los Rieleros de Aguascalientes, a los que hicieron caer por pizarra de 10 a 18, en el Parque Alberto Romo Chávez.

Los Rieleros de Aguascalientes nuevamente fueron los que abrieron la pizarra, en esta ocasión en la parte baja del segundo rollo, cuando Richard Pedroza en su segundo turno al bat pegó incansable que remolcó a Tim Torres para hacer la de la quiniela.

En el tercer tramo, los melenudos comenzaron a despertar con el hit doble de Kristian Delgado, con el que entró Corey Wimberly, pero los cañones de casa seguían prendidos por lo que en la parte baja de este capítulo, los pupilos de Marco Antonio Romero fabricaron un rally de tres carreras, que comenzó con el doblete de Diory Hernández que mandó a la registradora a Jesse Castillo, mientras que por la misma vía Tim Torres se encargó de impulsar a Diory Hernández, y finalmente el sencillo de Brian Burgamy mandó a tierra prometida a Torres para poner el marcador 4-1.

La visita siguió con el ataque por lo que en la cuarta entrada Luis Alfonso García se encargó de volar a doña blanca, llevándose por delante a Héctor Giménez acercándose peligrosamente.

Los del riel contestaron este ataque con dos rayitas producidas primero por Saúl Soto y enseguida Carlos Rodríguez con un tablazo de cuatro esquinas que dejaba a los de casa con una ventaja de 6 a 3.

Desafortunadamente los melenudos armaron un racimo de cuatro rayitas en el quinto inning, cuando el pitcheo de los locales se descompuso, permitiendo que se les llenara la casa de enemigos.

Primero entró Corey Wimberly quien aprovechó un lanzamiento ‘wild’ para pisar la almohadilla, posteriormente de “caballito” Kristian Delgado pisó la almohadilla, en tanto que Jesús Valdez descontó con el sencillo de Héctor Páez, cerrando la entrada el elevado de sacrificio de Kevin Flores que permitió que Héctor Giménez anotará la séptima de la noche, por lo que los visitantes se fueron arriba en el marcador 6-7.

La máquina reaccionó inmediatamente en la parte baja retomando el control del cotejo, ya que el hit doble de Carlos Rodríguez impulsó a Brian Burgamy para que anotar la del empate.

El despegue llegó con el sencillo de Daniel Núñez quien envió a tierra prometida a Carlos Rodríguez y después el imparable de Diory Hernández le dio entrada a Richard Pedroza para poner el 9 a 7 en el tablero.

La octava de la noche para los Leones fue producto del inatrapable de Jesús Valdez quien mandó al pentágono a Corey Wimberly, en tanto que la décima para los de casa fue por el cuadrangular de Brian Burgamy, quien mandó del otro lado de la barda derecha la bola.

Todo iba bien hasta que llegó la fatídica séptima entrada, pues los yucatecos se encargaron de anotar en cinco ocasiones, sacándole provecho a los errores del segunda base de los Rieleros.

La tragedia de este rollo comenzó con el sencillo de Kristian Delgado que remolcó la primera, enseguida pisaron el plato José Juan Aguilar y Jesús Valdez con la pifia del segunda base Tim Torres, en tanto que Héctor Páez con un hit produjo la entrada de dos rayitas más para el 10 a 13.

La ventaja de los sureños se amplió en el octavo rollo, cuando Corey Wimberly pisó el pentágono en bola ocupada y posteriormente el cuadrafónico de Jesús Valdez trajo otras dos, dejando la pizarra 10 a 16.

Al parecer los visitantes no estaban cansados a pesar de que ya habían pasado cuatro horas de juego, pues en la última parte anotaron dos veces más (10 a 18).

Los aquicalidenses se resistieron a morir por lo que en la parte baja del último tramo Jesse Castillo, con su hit 200 dentro de la Liga Mexicana de Beisbol, impulsó una más, cerrando el partido 11 a 18.

Para el día de hoy están anunciados Michael Nix (5-5; 5.94 CL) por parte de los de casa contra Jonathan Castellanos (6-3; 3.48 CL).