Por FRANCISCO VARGAS M.

El novillero aguascalentense Leo Valadez al cortar dos orejas se alzó como el gran triunfador de la Novillada del Serial Taurino 2016, festejo que sirvió para festejar los 120 años de este histórico coso; en el cual el también joven acalitano Diego Emilio se llevó un apéndice a la espuerta.

Ante menos de media entrada e intensos rayos de sol que caían como plomo, se jugó un encierro de la ganadería potosina Marco Garfias, bien presentado destacando los corridos en tercero, quinto y sexto; los demás un tanto rajados.

Diego Emilio a su primero le hizo una faena entendida, misma que brindó al empresario y ganadero Juan Pablo Bailleres, estando en torero y enfibrado, por encima de las condiciones del burel, sacando pases por ambos perfiles que le fueron jaleados concluyendo de estocada contraria y tendida para salir al tercio.

Ante “Ponciano” un novillo que tuvo calidad en sus embestidas y recorrido, cuajó una faena que agradó al respetable, alcanzando sus mejores momentos cuando se puso a la distancia que le exigió el buen novillo. Estocada para petición de oreja que le fue concedida.

Andrés Manrique estuvo esforzado y con mucha voluntad en su primero para retirarse entre palmas.

El colombiano se enfrentó a un buen novillo que hizo sexto, con el cual anduvo entre media tintas para retirarse en silencio.

Leo Valadez quien mostró marcados avances en comparación al pasado serial, se lució al torear con capa a la verónica como en su quite por Zapopinas, estando en ese tenor artístico con muleta trazando importantes series por ambos lado que tuvieron gran calado en los cálidos tendidos, intercalado bellos adornos rubricando de estocada para ser premiado con las dos orejas dando la vuelta triunfal.

En lo que toca con el séptimo del caluroso festejo una vez más Valadez mostró técnica y buen gusto, logrando una faena entendida destacando cuando hizo el toreo por naturales. Realizada la suerte suprema escuchó merecidas palmas.

Andy Younes tuvo una actuación por demás voluntariosa y con deseos de agradar recibiendo palmas en su primero.

Con el cierra plaza cuando iniciaba su labor de muleta rodillas en tierra sufrió un fuerte arropón quedando en una fuerte golpe en la cara lado derecho, prosiguió con voluntad y empeño estando muy pesado con el acero para recibir dos avisos.

Al final del festejo salió a hombros de la festejada Plaza San Marcos el aquicalidense Leo Valadez.

Dentro de las incidencias se desmonteró Aldo Navarro en el sexto; en varas Curro Campos sufrió un espectacular tumbo y batacazo; debutaron en esta plaza, Valadez, Manrique y Younes. (pacovargas_@hotmail.com)