Por: José Carlos Romo Romo

Estimado lector, el pasado domingo se celebró la elección extraordinaria del distrito federal 01 de nuestro Estado, el cual comprende los diez Municipios del interior. Estos comicios fueron provocados por la anulación decretada, en agosto pasado, por la Sala Regional del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, la cual fue confirmada por la Sala Superior del mismo tribunal.

Después de una jornada comicial, por lo general, sólo queda la frialdad de los números, como diría el cronista deportivo Pepe Segarra al concluir un partido de béisbol, y las cifras dicen claramente que el Diputado 500 de la LXIII Legislatura del Congreso de la Unión será Gerardo Salas Díaz, candidato de la coalición PAN-PANAL, al obtener 48,837 sufragios (44.70% de la votación), 9,096 más que su inmediato perseguidor, el candidato de la alianza PRI-PVEM, Gregorio Zamarripa Delgado, que se quedó con un total de 39,741 votos (36.43%). Así que la anulación provocó que el orden de los actores se invirtiera en favor del color azul turquesa.

Pero más allá de la estadística electoral, que siempre es interesante, lo trascendente sería buscar las conclusiones y reflexiones que nos deja esta elección extraordinaria inédita en Aguascalientes. Comparto con Usted algunas de las lecturas que tengo, en lo particular, de lo acontecido el domingo pasado:

1) Finalmente, la elección provocó un considerable interés en la ciudadanía de este distrito federal 01, al computarse un total de 109,084 votos, para una participación electoral del 39.62%, de los cuales sólo 3,135 fueron nulos y 68 por candidatos no registrados.

2) El PANAL termina otorgándole el triunfo al PAN y su candidato, toda vez que Nueva Alianza, por sí solo, le suma 11,842 votos a la coalición, más otros 1,197 de manera mancomunada. De no haberse concretado esta alianza electoral, Acción Nacional sólo hubiese superado por 65 sufragios al PRI (35,798 contra 35,733), lo cual pondría en tela de juicio el triunfo del abanderado albiazul. Así que Gerardo Salas deberá estar eternamente agradecido con las huestes magisteriales porque son quienes le allanaron el camino hacia San Lázaro.

3) El PRI es el gran derrotado al dejar ir una curul que ya era de ellos y que perdieron, primero en la mesa y después en las urnas. A pesar de ello, la estructura del tricolor demostró que trabaja bien, al aumentar su votación en estos comicios, al pasar de 32,168 a 35,733 sufragios (3,565 más). Finalmente, a Goyo Zamarripa no le alcanza para ganar por la baja aportación de votos del PVEM, el cual había obtenido 7,071 en la elección de junio y el domingo pasado sólo le aportó a la coalición 2,948 sufragios de forma directa y otros 1,060 de manera coaligada. ¿Cómo se explica Usted que un partido tenga un diferencial negativo de 4,123 votos en un lapso de seis meses?

4) Siendo objetivos, debemos señalar que el verdadero ganador de la elección extraordinaria es el PT, al conseguir los votos suficientes para mantener su registro como partido político nacional. Inusitadamente, el Partido del Trabajo logró aglutinar un total de 14,046 sufragios, muy por encima de los 3,246 de la elección ordinaria, es decir, 10,800 votos más, lo cual no me logro explicar del todo, a pesar de que el PRD y Movimiento Ciudadano no registraron candidatos para, con ello, sumarle a la fuerza electoral del PT, sin embargo, entre estos dos partidos, en junio, sólo contabilizaron 6,391 sufragios. Otra posible explicación sería el desplome que tuvo Morena, puesto que bajó de 3,261 a 1,484 votos, pero aún así no me dan las cifras. Creo que no queda de otra más que pensar mal y concluir que la compra de votos estuvo al por mayor, lo cual, dirían los involucrados, bien lo vale una franquicia como partido político nacional, sobre todo por las prerrogativas financieras que se reciben de manera constante y sonante.

5) Finalmente, debemos afirmar que estos resultados son muy significativos para el panorama electoral de lo que viene para Aguascalientes en 2016. El PRI pierde competitividad ante el PAN en la zona rural del Estado, además de la serie de derrotas consecutivas que se llevan a cuestas en los últimos tres años. El PANAL y el PT están en francas condiciones de pelear por la retención de los Municipios que actualmente gobiernan. El PVEM, PRD, Movimiento Ciudadano, Morena y Encuentro Social no cuentan con una alta rentabilidad política en Aguascalientes.

Como es costumbre, agradezco el favor de su lectura y atención. Lo espero, una vez más, el próximo sábado.

Correo electrónico: carlosromo38@hotmail.com

Twitter: @josecarlos_romo