Fernando López Gutiérrez

ferlog14@gmail.com

@ferlog14

Del 13 al 16 de julio, en la ciudad de Cancún, se llevó a cabo el Congreso Latinoamericano de Telecomunicaciones 2015 (CLT 2015). Dicho evento fue organizado de manera conjunta por la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, la Asociación Interamericana de Telecomunicaciones (ASIET), el Banco de Desarrollo de América Latina (CAF) y la Asociación GSM (GSMA).

El CLT 2015 fue un punto de encuentro y debate entre autoridades, reguladores, empresas y organizaciones del sector de las telecomunicaciones, provenientes de diversas partes del mundo, en el que se discutieron los retos más importantes que enfrenta cada uno de estos actores para contribuir al cierre de la brecha digital y la provisión de servicios a los grupos poblacionales con mayores carencias.

No obstante que en muchos de los temas relacionados con la provisión de servicios de telecomunicaciones existen visiones y posturas distintas e incluso confrontadas; especialistas, empresarios, organizaciones y autoridades coinciden en la importancia de trabajar de manera coordinada con base en una constante comunicación, en un área que sustenta su operación en una lógica de interacción. Como consecuencia de la convergencia digital y de la creación de servicios y aplicaciones en torno a la operación de las redes de telecomunicaciones, se ha gestado el denominado “ecosistema digital”, una estructura productiva en la que diversas cadenas se interrelacionan para ofrecer bienes y servicios tecnológicos, que evolucionan de manera continua.

A través de su experiencia en un mercado tan peculiar, los participantes del sector de las telecomunicaciones han aprendido algunas lecciones que resultarían de gran utilidad en otras actividades productivas. En primer lugar, conocen como pocos el valor y el poder de la información. Por tal motivo, dedican recursos importantes para gestionarla y la tratan como un insumo central para el desarrollo de sus actividades.

En segundo lugar, los actores que intervienen en el ecosistema digital reconocen la importancia de trabajar en estructuras de redes y buscan de manera continua abrir oportunidades de colaboración e intercambio. Estas condiciones los llevan a buscar la innovación de manera constante y a mantener canales de comunicación, previendo futuras alternativas.

Finalmente, quienes intervienen en el sector de las telecomunicaciones, identifican como pocos la importancia del conocimiento. Como consecuencia, aprecian y promueven el trabajo interdisciplinario y reconocen el valor de la interacción de los especialistas de áreas diversas. Cada uno de los aspectos mencionados ha permitido el crecimiento y la evolución de un sector dinámico que tiene más que ninguno, grandes expectativas de expansión.