Los empresarios de Aguascalientes le temen más al IMSS que al SAT, toda vez que el índice de cumplimiento de sus obligaciones con el primero de ellos es del 99% en tanto que con Hacienda es del 90% informó Pedro de la Serna López, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCEA).
Los empresarios de Aguascalientes ocupan el primer lugar nacional en cumplimiento en el pago de responsabilidades ante el Instituto Mexicano del Seguro Social, dijo el dirigente empresarial al señalar que, por un lado, los empresarios locales siempre han atendido con puntualidad sus obligaciones y por otro, el que los sistemas de recaudación del IMSS son bastante eficientes para el cobro de adeudos generados con base a las actividades productivas de las empresas locales.
De acuerdo al último reporte sobre pago de cuotas obrero-patronales, Aguascalientes alcanzó el índice del 99% de cumplimiento, “esto no es otra cosa que el reflejo del compromiso que la iniciativa privada tiene y refrenda al mantenerse al corriente de sus deberes.
El presidente de la cúpula empresarial dijo que en el caso de pago de impuestos ante la Secretaría de Hacienda, el índice del cumplimiento es actualmente del 90%; esto es, que nueve de cada 10 patrones van al corriente en el pago de impuestos mientras que el 10% restante, no lo hace de manera puntual.
“Aquí hay que considerar que muchos de los nuevos contribuyentes que entraron al Régimen de Incorporación Fiscal (RIF) son los que están batallando para tributar, dado que no tienen la cultura del pago de impuestos, además de que les puede resultar complicado el cálculo y el método por el cual se tributa”.
Por otro lado, indicó que, a partir del 1 de septiembre, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) comenzará a realizar auditorías electrónicas, “algo que esperamos que sea muy bueno para todos” puntualizó.
Como Consejo Coordinador Empresarial, buscaremos un encuentro con Martha Laura Alvarado Sandoval, Administradora Local de Recaudación del SAT, para que nos explique con detalle este nuevo mecanismo de auditoría que empleará a partir de mañana la autoridad fiscal, porque prevalecen dudas respecto de cómo van a funcionar.
“Esperemos que sea un mecanismo que impida la evasión fiscal, pero también esperamos que no se convierta en un instrumento de presión a la actividad empresarial”.
Siempre hemos estado al corriente en los pagos de impuestos, y cuando ha habido algún error o alguna diferencia observada por la autoridad, los propios empresarios son los primeros en ponerse al corriente ante cualquier eventualidad derivada de las auditorías, afirmó De la Serna López.