Apenas entró en vigor el Nuevo Sistema de Justicia Penal, Acusatorio, Adversarial y Oral en el Primer Partido Judicial con sede en la ciudad de Aguascalientes y ya se dictó la primera sentencia condenatoria.
El procesado, José Manuel “N” “N”, alias “El Meño”, de 24 años, fue sentenciado a dos años de prisión por el titular del Juzgado de Control y Juicio Oral con sede en Aguascalientes, al declararse culpable del delito de Contra la Salud, en la modalidad de narcomenudeo, en la hipótesis de posesión de clorhidrato de mefanfetamina (“cristal”), con fines de comercio, en la variante de venta.
Cabe destacar, que José Manuel “N” “N”, alias “El Meño”, se apegó al beneficio de Juicio Abreviado y aceptó su culpabilidad en la venta de drogas.
Además de los dos años de cárcel a los que fue sentenciado, también tendrá que pagar $14,000.00 pesos por concepto de multa.
La captura de José Manuel “N” “N”, alias “El Meño”, se llevó a cabo durante un operativo de vigilancia que realizaban policías preventivos de Calvillo y policías estatales, en la Zona Centro del municipio de Calvillo.
El sospechoso fue interceptado para revisión, debido a que ya existían antecedentes de que dicho sujeto se dedicaba a la venta de drogas.
Fue en ese momento en que le encontraron en su poder varias dosis de la metanfetamina que llevaba ocultas entre su ropa.
El detenido fue trasladado al edificio de la Dirección de Atención Especializada, donde declaró dedicarse a la venta de drogas en el municipio de Calvillo.
Al revisarse sus antecedentes penales, se descubrió que dicho sujeto ha sido detenido varias veces por delitos contra la salud, riña y robo.
La droga que le fue asegurada, se envió al laboratorio de Química Forense donde al ser analizada se confirmó que se trataba de clorhidrato de metanfetamina, con un peso de 9.27 gramos.
Una vez que el agente del Ministerio Público le inició una carpeta de investigación, su caso fue judicializado y puesto a disposición de Juez de Control, quien catalogó como legal su detención.
José Manuel fue sometido a un juicio oral, donde aceptó su delito y se vio beneficiado con el proceso de Juicio Abreviado, por lo cual se le dictó sentencia de dos años de prisión, los cuales deberá de cumplir en el Cereso de El Llano.