Le roban el bolso de mano… y la identidad

Los ladrones no van por monedas, buscan información

Carlos Gutiérrez Gutiérrez
El Heraldo

Los delincuentes ahora hurtan bolsos y documentos de las guanteras de los vehículos para obtener datos, números, claves, que les permitan robar la identidad de las víctimas para la consumación de fraudes cibernéticos, alertó el subdelegado de la Condusef, Ignacio Villanueva Chávez, quien dijo que los ladrones ya no van por las monedas de los bolsos, sino por datos.
Indicó que en lo que va de este año, Condusef en Aguascalientes ha detectado seis casos de robo de identidad, cuyos daños han superado los 500 mil pesos, mientras que a nivel nacional, en los dos primeros meses del año, los casos suman 55.
Dijo que como medidas de prevención, las personas deben resguardar muy bien su información y revisar al menos dos veces por año su buró de crédito, ya que ahí es donde se puede dar cuenta la gente si alguien ha obtenido algún crédito o ha realizado alguna compra en su nombre.
Quienes hacen robos de identidad lo hacen de forma cibernética, lo único que requieren son datos personales de sus víctimas, emplean números y así consuman los fraudes al solicitar créditos a nombre de terceros, sin que las víctimas se enteren hasta que les comienzan a llegar cobros, o cuando van a solicitad financiamiento, en las revisiones que hacen del buró de crédito, se enteran que tienen compromisos no adquiridos.
Hace apenas unas semanas, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, el SAT, el INE y la Condusef, establecieron un protocolo especial para la detección de plagio de identidad, lo que permite una actuación de la autoridad mucho más rápida y que entre otras cosas, bloquea temporalmente el registro en el buró.
Después de este protocolo, fue detectado un caso de robo de identidad en Aguascalientes y se evitó que los delincuentes pudieran beneficiarse de este robo.
El año pasado, antes del protocolo, fueron detectados 25 casos, y aunque los delincuentes no se detienen para cometer sus fechorías, ahora les resulta más complicado hurtar la identidad de otras personas para tramitar y obtener beneficios mediante el engaño.
Indicó que la propia Condusef, cuando algún reclamante acude con ellos, le brinda asesoría jurídica, orientación y le proporciona una guía para poner adecuadamente la denuncia ante el agente del ministerio público federal, instancia a donde se tiene que denunciar.
Dijo que los delincuentes que roban identidades, no sólo compran en Aguascalientes, sino que operan en todo el país y prefieren la adquisición de automóviles, principalmente.
“Los delincuentes van más allá de las instituciones financieras. Ya no buscan robar una cartera ahora buscan el bolso por la información financiera que tenga, los números de créditos, datos de identificaciones, y es la manera en que operan estos ilícitos”, dijo.