Otro violento robo contra un cuentahabiente se registró durante la tarde del miércoles al norte de la ciudad.
La víctima fue un hombre que acababa de retirar más de 100 mil pesos en efectivo de una sucursal de un banco que se ubica en avenida Universidad.
Sin darse cuenta, fue seguido por varios delincuentes quienes lo interceptaron en la calle Margil de Jesús, en el fraccionamiento Las Arboledas. Tras amagarlo con una pistola tipo escuadra, lo despojaron del efectivo y se dieron a la fuga en una motocicleta de pista y en un automóvil VW Jetta, color azul marino, con vidrios polarizados y placas de circulación del Estado de México.
Los violentos hechos se registraron aproximadamente a las 3:22 de la tarde del miércoles, en la calle Margil de Jesús y casi esquina con la calle Libertad, en el fraccionamiento Las Arboledas.
Minutos antes, la víctima había retirado la cantidad de 107 mil pesos en efectivo, de una sucursal de banco ubicada en avenida Universidad casi esquina con la calle Tepezalá, en la colonia San José del Arenal.
Al momento de que esta persona descendía de su automóvil, se le emparejó una motocicleta deportiva marca Yamaha, color negro, que iba tripulada por dos sujetos.
El delincuente que iba en la parte posterior bajó rápidamente y se dirigió hacia la víctima, a quien amagó con una pistola tipo escuadra, exigiéndole que le entregara el dinero que había retirado de la sucursal bancaria.
Ante el temor de ser agredido, el hombre le hizo entrega de un sobre donde llevaba el dinero. El hampón de inmediato regresó donde estaba su cómplice esperándolo a bordo de la motocicleta y ambos escaparon hacia la calle Zaragoza.
Detrás de la motocicleta iba un automóvil VW Jetta, color azul marino, con vidrios polarizados y con placas de circulación del Estado de México, donde viajaban otras tres personas, entre ellas una mujer y quienes aparentemente guiaron a los asaltantes para darse a la fuga.
La víctima de este asalto llamó de inmediato al Servicio de Emergencias 911, arribando momentos después policías preventivos del Destacamento “Pocitos”, así como agentes del Grupo Anti-Asaltos de la PME.
Con apoyo de policías estatales, se montó un importante operativo por toda la zona norte de la ciudad, pero no fue posible ubicar a los sospechosos.