José de Jesús López de Lara

Una empleada doméstica fue sorprendida cuando trataba de forzar una caja fuerte, en el domicilio donde trabajaba, por lo que fue detenida por oficiales de Seguridad Pública Municipal de Jesús María.
Al verse descubierta, la mujer sólo alcanzó a poner como pretexto que la estaban extorsionando telefónicamente y como no tenía dinero, se le hizo fácil tratar de abrir la caja fuerte para tomar el efectivo que había en el interior.
Quien ya se encuentra a disposición del agente del Ministerio Público de la Dirección de Investigación de Delitos, es una mujer identificada como Maricela, de 37 años.
Esta mujer trabajaba como empleada doméstica en un domicilio ubicado en la calle Brocal, en la colonia Lomas de los Vergeles, en el municipio de Jesús María.
El pasado miércoles por la tarde, el propietario de la finca, de nombre Miguel, llegó a su casa poco antes de lo esperado y detectó que la empleada doméstica se encontraba bastante nerviosa.
En un principio no le dio mucha importancia, pero al dirigirse a su habitación se dio cuenta que la caja fuerte de su propiedad estaba dañada, ya que habían intentado abrirla, por lo que al presumir que había sido su empleada Maricela la que había provocado los daños, decidió llamar al Servicio de Emergencias 911 y reportar lo sucedido, arribando momentos más tarde varios policías estatales.
Al momento de interrogar a Maricela, ésta manifestó que al momento de encontrarse realizando las labores domésticas, recibió una llamada telefónica en la cual le indicaban que tenía que pagar una fuerte suma de dinero, o de lo contrario la iban a matar a ella y a su familia.
Sin embargo, al responderles que ella era una empleada doméstica y no tenía dinero, los supuestos extorsionadores le exigieron que tenía que entregar el dinero solicitado, por lo que al desesperarse decidió intentar abrir la caja fuerte de su patrón, a fin de poder sacar el dinero y las joyas que había en su interior.
Tras ser detenida la empleada doméstica, fue trasladada a las instalaciones de la Dirección de Investigación de Delitos de la FGE, donde quedó a disposición del agente del Ministerio Público, ya que el afectado la denunció por el delito de daño en las cosas, por un monto de 6 mil pesos aproximadamente.