LOS ÁNGELES.- La actriz Amber Heard, quien el lunes presentó una demanda de divorcio contra su marido, Johnny Depp, acusó al actor de violencia doméstica.
Heard se presentó ayer ante un juez, acompañada de su abogada, Samantha Spectos, exhibiendo un moretón en la cara, producto, asegura, de los abusos físicos de Depp.
Afirmó haber sido víctima de ataques de forma repetida, durante los 13 meses que duró su matrimonio, y mostró varias fotografías que lo prueban.
De acuerdo con Heard, el último incidente ocurrió el sábado pasado, cuando, durante una pelea, la estrella de Piratas del Caribe le aventó en la cara un celular.
La intérprete solicitó una orden de restricción temporal contra Depp, por considerarlo una amenaza.
Carl H. Moor, juez de la Corte de Los Ángeles, aceptó la petición y emitió la orden, en la que se establece que el histrión debe mantenerse alejado en un rango de 100 metros de Heard y no debe tratar de contactarla.
La actriz pide también que Depp le page una pensión, lo cual ha sido rechazado por los abogados del actor, ya que no firmaron un acuerdo prenupcial.
Por lo pronto, Depp ha seguido haciendo su vida normal: esta semana acudió a los eventos de promoción de su nueva película, “Alicia a través del espejo”, que ayer se estrenó, y anoche se presentaría en el festival Rock in Río de Lisboa con la banda Hollywood Vampires.
De acuerdo con la revista People, el actor visitó a principios de mayo en París a su hija, Lily-Rose, de 16 años, producto de su anterior relación con la modelo y cantante Vanessa Paradis, para notificarle se decisión de separarse de Heard. (Staff/Agencia Reforma)