En el marco del Día Mundial del Medio Ambiente, el gobernador Martín Orozco Sandoval, firmó el Acuerdo de Colaboración con autoridades federales y alcaldes para el saneamiento del río San Pedro. El evento se realizó en las instalaciones del Instituto Tecnológico de Aguascalientes (ITA), donde también el gobernador inauguró la Feria Ambiental Interuniversitaria.

Orozco Sandoval informó que la rehabilitación del San Pedro se trata de un proyecto sexenal que iniciará, en esta primera etapa, con una inversión de 99 millones de pesos para aplicarse a este año para la rehabilitación del colector marginal.

El primer mandatario informó que en su administración se están implementando políticas públicas en materia ambiental, y que de ellas se desprende este proyecto con una visión de gobierno a largo plazo. Pidió el apoyo de los alcaldes, de San Francisco de los Romo, de Jesús María y de Aguascalientes para lograr dicho objetivo.

Por su parte, Julio César Medina Delgado, secretario del Medio Ambiente del Estado, indicó que luego de instalar el comité de trabajos para el saneamiento del río San Pedro, se documentaron 433 hallazgos que deben ser atendidos, así como la autoridad a la que le corresponde intervenir. Precisó que los trabajos de saneamiento, comenzarán el 13 de junio en el municipio el Aguascalientes, el 20 de junio en Jesús María y el 27 de junio en San Francisco de los Romo, aplicando acciones inmediatas derivadas del trabajo de diagnóstico que previamente se realizó.

OTRAS ACCIONES AMBIENTALES. El jefe del Ejecutivo agregó que otro de los proyectos que se desprende de sus políticas ambientales, es el Sistema Integral y Sustentable de Movilidad, expresando que “el apoyo de todos los sectores sociales es fundamental para afianzar las tareas en favor de nuestro entorno y la ecología”.

Finalmente, el mandatario dio arranque al Programa “Vehículo Cero Emisiones” para poner en marcha 10 unidades eléctricas, cuatro de ellas asignadas a la Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente (Proespa) como patrullas de proximidad para labores preventivas y seis restantes para la Secretaría Estatal del Medio Ambiente, como vehículos utilitarios, mismos que en el pasado eran parte de una flotilla de taxis eléctricos.