INDIO, California.- Ignorante, mentiroso, racista y sexista, además de la frase “Que se jodan Trump y su muro” fueron algunos de los mensajes que dio Roger Waters la noche del domingo al candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump.
El músico británico no se calló en suelo estadounidense. Aprovechó la ventana del cierre del Desert Trip, ante más de 80 mil personas en el Empire Polo Club, para mostrar en su espectáculo multimedia, su ya famosa crítica social y política.
Hace unos días en México, en los conciertos del Foro Sol y el Zócalo, pidió la renuncia del presidente Enrique Peña Nieto, donde hasta terminó leyendo una carta de protesta.
En California, un estado pro demócrata, Waters fue vitoreado tras las burlas hacia Trump, principalmente las del cerdo volador donde tocaba la idea de construir un muro en la frontera con México y también posaba un mapa de los Estados Unidos con la leyenda “Aquí nos encontramos. Divididos nos caemos”. (Diego Martínez/Agencia Reforma)