CIUDAD DE MÉXICO.- El futbolista Alan Pulido dejó vestida y alborotada a la conductora Adela Micha, luego de que el jugador decidiera cancelar la entrevista que la “rubia” le iba a realizar el jueves en la noche, ya que según afirma, aún no se siente listo para hablar del secuestro del cual fue víctima días antes.
Tras haber sido privado de su libertad por 24 horas, Pulido decidió contar lo sucedido ante los medios de comunicación, sin embargo, y según se puede constatar en videos que circulan en las redes sociales, cuando la comunicóloga se encontraba a minutos de empezar la charla, Alan decidió retractarse y retirarse del foro ya que todavía no desea hablar de eso.
“Una disculpa a todos en verdad, espero que entiendan mi sentir desde adentro, lo que viví… tal vez después pueda estar más tranquilo y contar realmente lo que viví”, expresó.
La actitud de la presentadora se tornó indiferente, ya que su contestación fue muy limitada, por lo que prefirió seguir mirando su celular.
“Sale, Alan, órale”, dice Micha sin despegarse de su aparato telefónico.
Para no dejar plantada a Adela, fue el hermano de Alan, Armando Pulido, quien se ofreció a contar la versión del secuestro que vivió el jugador del Olimpyakos de Grecia, donde explicó que a su familia le sorprendió la manera en que el joven logró escapar de sus secuestradores.
“No lo creemos, en realidad no lo creemos del todo, desde como las autoridades actuaron tan rápido, de cómo todos estaban aquí, en apoyo, es algo que yo no lo creo. Y no creo que haya sido rápido porque mi hermano es famoso, yo creo que era una información muy completa de dónde estaba”, comenta Armando en la entrevista. (Staff/Agencia Reforma)