Le han hecho mala fama

MONTERREY.- Si no tiene un hombre a su lado es porque le tienen miedo por la mala fama que le han hecho, pero Gaby Spanic asegura que se pasa de buena.
“Me han hecho una imagen que es la antítesis de mí, yo no soy esa cosa que dicen. Bueno, que digan, no importa, al principio te puede afectar, pero ya después no importa nada.
“Hay hombres que sí tienen miedo, me dicen que soy fuerte, y yo nada qué ver, soy un pan de Dios, yo no mato ni una mosca”.
“Soy muy cariñosa, me gusta cocinar, soy muy romántica con mi pareja, le escribo poemas y esas cosas. No estoy cerrada al amor, yo soy producto del amor, mi hijo es producto del amor, ya llegará el amor, la verdad no estoy desesperada por eso”, expresó.
La actriz negó también que se haya hecho cirugías estéticas en su rostro. Lo único que se operó hace tiempo fue el busto, aseguró.
Sin embargo, la venezolana está dispuesta a acudir al cirujano cuando sea necesario, porque prefiere estar estirada que arrugada.
“Aquí estoy 20 años después, estoy igualita, verdad?”, comentó Gaby, quien no pudo evitar soltar una carcajada.
“Creo que el mayor secreto (para verse bien) es la paz con uno mismo, hacer el bien sin mirar a quién. De verdad he sido una mujer muy atacada, que ha pasado muchas cosas y que ha sabido levantarse muchas veces. Soy una mujer que toma mucha agua, que hace ejercicio”.
“No es que me haya operado, busquen, busquen, busquen”, comentó la actriz.
“Hay gente que dice cualquier tontería, qué feo, qué feo. Yo no tengo reparo en decir si me operé o no. Yo me operé hace tiempo estas (señaló las bubis) y si algún día me tengo que operar, me lo hago, qué bueno que tengas dinero para hacerlo, yo prefiero estar estirada que arrugada”. (Paula Ruiz/Agencia Reforma)