Le exigieron 10 mil dólares para liberar a su progenitora

Preventivos frustraron la extorsión

Hizo lo correcto. Un joven recibió llamada mediante la cual le dijeron que habían secuestrado a su madre y que, si deseaba volver a verla con vida, tenía que pagarles la cantidad de 10 mil dólares. Su primera reacción fue dar aviso a la policía municipal y, esto fue crucial para que frustraran el intento de extorsión. Su madre estaba sana y salva.
Aproximadamente a las tres de la tarde, elementos del grupo Ciclopolicías se desplazaban sobre la calle Madero y Zaragoza en zona centro. En ese momento frenaron la marcha porque un joven pedía ayuda.
Con evidente y comprensible preocupación les informó que minutos antes recibió llamada de un desconocido. Le habló con palabras altisonantes y le dijo que tenía secuestrada a su madre. Luego, la exigencia: Que para liberarla con vida les depositara la cantidad de 10 mil dólares. De lo contrario, la señora pagaría las consecuencias.
Los ciclopolicías concluyeron que se trataba de un intento de extorsión. Orientaron y tranquilizaron al joven. Le pidieron que aguardara unos minutos en tanto que policías de la Delegación Jesús Terán se encargaban de localizar a su madre.
No tardó en llegar la respuesta. Vía frecuencia de radio los oficiales informaron que la señora estaba a salvo e ilesa. Finalmente pidieron al joven que no hiciera caso de ese tipo de llamadas.