Un hombre que se encuentra recluido en el Cereso para Varones “Aguascalientes”, donde se le siguen varios procesos penales por diferentes delitos tanto federales como del fuero común, ya recibió una primera sentencia condenatoria.
El Juzgado Segundo de Distrito con sede en Aguascalientes, lo sentenció a 5 años de prisión y al pago de una multa de 82 días de salario mínimo, al ser encontrado responsable de los delitos de portación de arma de fuego sin licencia y posesión de cartuchos de uso exclusivo del Ejército, Armada y Fuerza Aérea.
La Delegación Estatal “Aguascalientes” de la PGR, informó que la Subprocuraduría de Control Regional de Procedimientos Penales y Amparo (SCRPPA), a través del fiscal de la Federación, presentó las pruebas correspondientes que acreditaron la responsabilidad penal del ahora sentenciado.
De acuerdo al expediente penal, fueron agentes de la Policía Federal Ministerial adscritos a la Delegación Estatal “Aguascalientes” de la PGR, quienes le cumplimentaron una orden de aprehensión girada en su contra por el Juzgado Segundo de Distrito, por los delitos anteriormente señalados.
Dicha orden de aprehensión le fue cumplimentada en reclusión, ya que el ahora sentenciado se encontraba internado en el Cereso para Varones “Aguascalientes”, donde se le siguen otros procesos penales por diversos delitos.

SENTENCIAN A OTRAS DOS PERSONAS POR DELITOS FEDERALES
Por otra parte, la Delegación Estatal “Aguascalientes” de la PGR informó que tres personas que habían sido procesadas por delitos contra la salud, recibieron sentencias condenatorias.
Fue el titular del Juzgado Primero de Distrito en Materia Penal con sede en Aguascalientes, quien sentenció a tres hombres a 3 años de prisión, tras ser encontrados penalmente responsables del delito contra la salud, en la modalidad de posesión de marihuana y metanfetamina.
Los ahora sentenciados fueron detenidos por policías preventivos municipales de Aguascalientes, durante un recorrido de vigilancia que realizaban por calles del fraccionamiento Mirador de las Culturas.
A los sospechosos les fueron decomisados 153 gramos 583 miligramos de cannabis sativa, así como 3 gramos 205 miligramos de clorhidrato de metanfetamina.
La Subprocuraduría de Control Regional de Procedimientos Penales y Amparo (SCRPPA), a través del agente del MP de la Federación, presentó las pruebas necesarias que acreditaron la plena responsabilidad penal de los procesados.