Le creen más al charlatán que al nutriólogo…

Demandan frenar la venta de “productos milagro”

Debido a la nota que publicó El Heraldo, en el sentido de que algunas personas son presa fácil de la charlatanería, en virtud de que hombres y mujeres obesos compran de todo, con tal de bajar lo más rápido posible kilos y kilos, como por arte de magia y sin el mejor esfuerzo, un grupo de nutriólogos informó a este Diario, que han solicitado a las autoridades sanitarias mayor rigor contra estos defraudadores.

Han enviado un comunicado al secretario de Salud, José Antonio Narro Robles, para que no se brinden más servicios de nutrición por gente sin título, ni cédula en ésta área.

El L.N. Oliver Navarro Branda precisa que si las personas tan sólo pudieran depositar en las y los Licenciadas(os) en Nutrición, la misma confianza que automáticamente brindan al producto comercial para el cuidado de su salud nutricional, entonces serían cada vez más las personas que pudieran sentir la seguridad de que se estarían acercando a hablar y ser tratados por el personal de salud realmente calificado para brindar la orientación alimentaria y el correcto seguimiento, mediante grupo multidisciplinario, de toda situación y padecimiento que esté relacionado a su salud nutricional.

Explicó que la Ley General de Salud en el artículo 79 establece que la Nutrición, a diferencia de un arte u oficio, es una profesión que requiere de una preparación académica estandarizada, dirigida y supervisada, así como de horas de trabajo de campo y práctica clínica, lo cual es oficialmente avalado por las instancias educativas mexicanas correspondientes, con el requerimiento de la obtención de credenciales como título y cédula profesionales para ejercer legalmente la Nutrición.

A su vez, la Normatividad Oficial Mexicana vigente en materia de Nutrición, principalmente NOM-043-SSA2-2012, Servicios básicos de salud. Promoción y educación para la salud en materia alimentaria.

Apuntó que los nutriólogos(as) no venden “dietas”, “lo que vendemos, porque de algo tenemos que vivir, es prevención para la salud y apoyo en ciertas situaciones relacionadas a la alimentación a través de la orientación alimentaria, tal y como lo señala la norma”, indicó.

“Debemos dejar de estar creando la necesidad por la compra de productos maravilla a nuestros pacientes; muchas veces nuestro trabajo no es darle a la persona lo que cree –o le han hecho creer que quiere–, sino lo que aún no sabe que realmente necesita para su salud”.

La petición también está dirigida al subsecretario de Integración y Desarrollo del Sector Salud, Eduardo González Pier y al director ejecutivo de Fomento Sanitario de la Cofepris, Gibrán Alejandro de la Torre González, como responsables de la toma de decisiones más importantes.

El llamado es para los nutriólogos de Aguascalientes y de todo el país, a que se sumen a esta solicitud y en general a la lucha contra la charlatanería.

Indicó que ya son 2,000 los que han firmado y pueden sumarse más en la página de change.org.