CDMX.- “El Aplauso” de Verónica Castro duró menos de lo esperado en cartelera y le bajaron el telón antes de lo que se imaginaba.
Y es que, aseguró la actriz que, según Fela Fábregas, administradora del Centro Cultural Manolo Fábregas y Teatro San Rafael, al musical ya sólo le quedan dos semanas de vida.
“La semana pasada me habló la señora Fela para decirme que solamente estaremos estos dos fines de semana que vienen y terminamos. Tiene compromisos para el teatro con otra persona.
“Se tenía pensado que estuviéramos hasta diciembre, pero negocios son negocios, y ella se comprometió con otra persona”, dijo la Castro vía telefónica.
La madre de Cristian Castro señaló que la puesta tiene muy buena entrada de público y positivas críticas, por lo que rechaza algún tipo de fracaso.
“Llegaban productores teatrales y nos decían: «Ustedes tienen lo que no tenemos nosotros. Ustedes tienen 300, 400 o 500 personas (de público) y nosotros 50».
“No siento que haya sido una caída de una obra porque no iba gente, no sé por qué fue. Yo creo que a Fela le conviene más darle el teatro a otras personas, si no, obviamente no hubiera cortado la obra”, enfatizó.
La protagonista de telenovelas como “Rosa Salvaje” y “Los Ricos También Lloran”, se dijo desconcertada con la decisión de Fábregas, pues, pese a que nunca tuvo con ella un contrato firmado, le había dicho que estaría en el montaje unos meses más.
“Conmigo nunca hubo contrato, todo fue de palabra. Yo nunca pedí cantidades (de dinero) ni nada para que me pagaran; ella me pagó lo que quiso. Yo (lo hice), por amor al arte, a la obra, a mi carrera y a lo que hago.
“Tenía tantas ganas de hacer la obra, estábamos tan contentos y la gente salía tan feliz… Hay trabajos que no me importa ni cobrar. Amo la obra, amo a mi personaje, a mis compañeros… ¡Es una pena lo que está sucediendo!”.
Verónica desconoce los términos de la negociación y destino de los otros integrantes del montaje, pero sabe que, con ella, no habrá más “Aplauso”.
“Tenía la idea de llevarme la obra de gira, pero la señora Fela me dijo que a mí no me la daba. Tal vez luego quieran hacer otra cosa. Ella es quien tiene los derechos de la obra”, aseguró. (Enrique Navarro/Agencia Reforma)

Compartir
Artículo anteriorAromas que matan
Artículo siguienteForman un nuevo hogar