Salvador Cisneros
Agencia Reforma

Ir a Walt Disney World Resort es la ilusión de millones de padres e hijos.
Pero para que el viaje de sus sueños no se torne en pesadilla por problemas de logística o falta de conocimiento, lo mejor es atender a los expertos.
Ramiro Vázquez, director de marketing y ventas de Walt Disney World Resort para Latinoamérica, comparte algunos consejos que harán la diferencia al visitar cualquiera de los parques temáticos en Orlando, Florida.

1. Planificación
El viaje debe empezar en casa, desde muchos meses atrás, para ganar comodidad y ahorrar tiempo en filas.
“Se debe planificar con tiempo. Hay un servicio llamado ‘Fast Pass+’ (sin costo extra) que permite reservar las visitas con anticipación mediante la página o la app. Una vez que se compran los boletos, el visitante puede elegir hasta tres atracciones por parque que quiera disfrutar sin formarse. Se ahorra muchísimo tiempo”.

2. Proximidad
Hospedarse en uno de los hoteles de Disney hace la diferencia.
“Vale mucho la pena porque se puede usar la transportación del parque que es gratis, y se puede ir y venir. Los días en Disney son largos y muy activos, y es necesario una siesta tanto para los hijos como para los padres. Además, todos los huéspedes tienen como beneficio horas mágicas, que les permite tiempo exclusivo en el parque antes de que abra o después de que cierra al público en general”.

3. Apoyo a los padres
Se deben aprovechar los Baby Center que hay en cada uno de los cuatro parques temáticos de Walt Disney World Resort.
“Están a disposición de todos, pero son como un secreto. En estos centros, los papás podrán descansar en cómodos sillones y refrescarse. Cuenta con lugares específicamente diseñados para lactancia o cambiar pañales. Son fáciles de ubicar mediante la app”.

4. No esperes a que crezcan
Disney cuenta con atracciones para niños de todas las edades.
“Muchos padres creen que es mejor esperar que sus hijos sean más grandes para que puedan recordar la visita. Yo he traído a mis hijos y sé que después de los dos años ya se acuerdan y disfrutan la experiencia de conocer a los personajes. Además, los niños menores de tres años no pagan entrada. Eso es un beneficio increíble. Mi recomendación es que no importa la edad, siempre hay algo para todos”.