Alerta la Condusef sobre los riesgos de apostarle a las famosas “pirámides” como una forma de inversión que promete redituables ganancias; el subdelegado de la instancia, Ignacio Villanueva Chávez, apuntó que en la mayoría de los casos se trata de fraudes, por lo que lejos de incrementar su capital podría perderlo todo.

Este tipo de esquemas de ahorro o inversión, así como las tandas, se han vuelto muy comunes, y es que son conocidos o familiares quienes invitan a formar parte de la red, por lo que no se desconfía, sin embargo, en el caso de las pirámides, el único que obtendrá beneficios reales, es quien está en la punta de la misma.

Es fácil que las personas se enganchen en este tipo de ahorro informal, ya que les prometen que al realizar una inversión podrán obtener hasta ocho veces más el monto inicial, aspecto que debería causar sospecha para quien desea un aumento en sus recursos.

El funcionario federal detalló que de acuerdo con el reporte que tienen en Condusef se han detectado varias formas de operación, una de ellas la llamada “Flor de la Abundancia”; se les conoce también como Células de Gratitud, Bolas Solidarias, Círculo de la Prosperidad, Rueda de la Amistad y Mandala, y son difundidos a través de redes sociales e incluso por mensajes de WhatsApp.

En estos esquemas existe un organizador, que es el que está en el centro de la flor o en la cima de la pirámide, esta persona cuenta con dos personas de apoyo que se encargarán de reclutar a dos personas más cada uno y así sucesivamente; las personas reclutadas darán una aportación, que puede ir desde los 3 mil hasta los 27 mil pesos, dinero que se entregará a aquél que esté en la cima, posteriormente los demás subirán de nivel con la finalidad de llegar a la cúspide y ser beneficiados con el dinero.

Para que estos sistemas se mantengan, requieren seguir captando dinero de nuevos “inversionistas”, hasta llegar un momento en que se vuelven insostenibles y, al romperse la cadena, terminan en la disolución del esquema antes de que los que ya aportaron su dinero puedan recuperarlo.

Cabe recalcar que en caso de algún fraude, la Condusef no podrá intervenir al no ser estos esquemas una institución financiera debidamente regulada, ni tampoco una figura legalmente reconocida, por lo cual se recomienda invertir en instituciones financieras reguladas y así evitar caer en situaciones de riesgo.